Diferentes maneras de controlar el brillo de la pantalla en Windows 10

Escrito por David Onieva
Herramientas del Sistema

Windows 10 es un sistema operativo preparado para funcionar en multitud de dispositivos y plataformas, pero algo que no puede faltar, de hecho es uno de sus elementos más importantes, es la pantalla, por lo que controlar el funcionamiento de la misma es muy importante.

Es por ello que en la última versión del sistema de Microsoft, tenemos varias opciones que están diseñadas para poder controlar el brillo de la misma de la manera más efectiva. De hecho disponemos de varios accesos disponibles para ajustar su brillo dependiendo del tipo de uso que estemos dando al equipo.

Y es que Microsoft es plenamente consciente de que trabajar en un PC durante el día y la noche puede forzar mucho nuestra vista, incluso afectar al sueño o tener otros efectos perjudiciales a largo plazo. Es por ello que la firma intenta facilitar este proceso de ajuste para que se pueda llevar a cabo de manera rápida y directa.

Para todo ello, por ejemplo, Microsoft incluye en sus productos Surface Pro, Surface Book 2 o Surface Laptop, un atajo que, tras presionar la tecla de función “Fn”, y a continuación pulsar F1 o F2, controlamos el aumento o disminución del brillo de la pantalla de manera directa. Al mismo tiempo, en otros muchos portátiles de otros fabricantes esto mismo lo podemos llevar a cabo igual de rápido, pero con los cursores, al tiempo que presionamos “Fn”.

Pantalla Windows 10

Otros sistemas para ajustar el brillo de la pantalla en Windows 10

Este tipo de ajuste, de un modo y otro está incluido en todos los equipos con Windows 10, por lo que si no encontramos los atajos anteriormente mencionados, podemos hacerlo desde la configuración del propio sistema operativo. Para ello en primer lugar nos situamos en “Configuración / Sistema / Pantalla”, una vez aquí tendremos la posibilidad de ajustar el brillo de la pantalla al nivel deseado o elegir la opción de cambiar este brillo automáticamente cuando cambie la iluminación del entorno.

Esta última funcionalidad que se ha integrado en las más recientes versiones de Windows 10, seguro que nos será de gran ayuda a la hora de trabajar con más comodidad con nuestro equipo. Decimos esto debido a que esto va a favorecer la configuración del brillo de la pantalla, lo que afectará tanto a la salud de nuestra vista, como a la comodidad de uso y la duración de la batería de nuestro portátil con Windows 10.

Así lograremos, mediante la función personalizable de “Luz nocturna”, que se cambie automáticamente el brillo de la pantalla cuando se use el PC después de la puesta de sol, por lo que se van a mostrar unas tonalidades más cálidas por la noche y luego poder dormir mejor, al menos eso apuntan los expertos.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo