Microsoft explica la razón por la que los parches más recientes han dado tantos problemas en Windows

Escrito por David Onieva
Actualidad

Si bien ya estamos acostumbrados a que los parches y actualizaciones que envía Microsoft a las diferentes versiones de su sistema operativo Windows, en ocasiones causen problemas en los equipos de los usuarios, de unas semanas a esta parte se ha podido ver una de las peores rachas en este sentido.

De hecho y por todo ello, en estos momentos la firma de Redmond se está preparando para volver a lanzar una actualización que tiene dos años de antigüedad para Windows 7, ya que es totalmente necesaria para evitar el error “0x8000FFFFFF” que se produce al instalar sus últimas actualizaciones de seguridad. Y es que los equipos con Windows 7 no han podido instalar las dos actualizaciones mensuales más recientes enviadas por la firma, además de la actualización de seguridad de septiembre.

En gran medida esto se ha dado debido a que los sistemas afectados no disponían de una actualización de pila de servicio o SSU que se publicó en octubre de 2016, nos referimos a la KB3177467. Esta en un principio se etiquetó como “crítica”, pero no se clasificó como un “arreglo de seguridad”, por lo que al parecer muchas empresas que solo instalan actualizaciones etiquetadas como de “seguridad”, la omitieron.

Por tanto ahora, dos años más tarde, esa decisión ha provocado que algunos sistemas Windows 7 informaran del mencionado error “0x8000FFFFFF”, lo que ha impedido que estos dispositivos instalen actualizaciones de seguridad críticas en estos instantes.

Redes Windows 7

Microsoft relanza una actualización para Windows 7 que tiene 2 años

Este es un problema que afectaba a los clientes que instalaban el Service Pack 1 de Windows 7 en octubre de 2016, nos referimos a la actualización KB3177467.  Aunque ahora se va a solucionar el problema 2 años después, los administradores de los dispositivos Windows 7 afectados por el problema deben tener en cuenta la definición de Microsoft en la pila de servicio para no volver a caer en el mismo fallo.

Y es que las actualizaciones de la pila de servicio o SSU, son actualizaciones periódicas liberadas para dar servicio o actualizar específicamente la pila de software para plataformas Windows, por lo que se trata de correcciones en el código que procesan y gestionan las actualizaciones que necesitan un servicio para mejorar la fiabilidad del proceso de actualización. Esto también puede resolver los problemas que impiden la llegada de parches en alguna otra parte del sistema operativo en la última actualización acumulativa mensual, como es el caso.

En otras palabras, aunque estas actualizaciones para Windows 7 no son de seguridad, son necesarias para recibir determinadas actualizaciones posteriores que sí son de seguridad, por lo que hay que tenerlas muy en cuenta, de ahí que Microsoft vaya a volver a enviar la mencionada KB3177467 para Windows 7.

Fuente > ZDnet

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo