¿No puedes cambiar el fondo de pantalla en Windows 10? Así puedes solucionarlo

Escrito por Roberto Adeva
Software

Es una de las primeras cosas que suelen hacer la mayoría de usuarios de Windows nada más estrenar o formatear el ordenador. Cambiar el fondo de pantalla permite personalizar el escritorio en el que vamos a trabajar cada día, sin embargo, puede que al intentar cambiar el fondo del escritorio nos encontremos con que Windows no nos deja. A continuación, vamos a mostrar cómo cambiar el fondo de pantalla en Windows 10 aunque el propio sistema no nos deje.

Si todo va bien, cambiar el fondo de pantalla de Windows 10 es una tarea bastante sencilla, simplemente tenemos que ir a la página de configuración > Personalización > Fondo y elegir la imagen que queramos poner de fondo.

Cómo solucionar los problemas que impiden que cambiemos el fondo de pantalla en Windows 10

Una de las razones por las que el sistema puede impedir que podamos cambiar el fondo de escritorio es que no tengamos activado correctamente Windows 10. Recordemos que una vez que instalamos el sistema en el equipo, es necesario activar Windows 10 con su correspondiente licencia, algo a lo que nos obliga para evitar que usemos esa licencia en más de un equipo. Si no tenemos Windows 10 activado, entonces veremos cómo nos resulta imposible cambiar el fondo de pantalla desde la página de configuración del sistema.

fondo de pantalla

Sin embargo, hay una manera de poder cambiar el fondo de pantalla de forma manual sin acudir a los ajustes de Windows. Para ello, elegimos una carpeta o creamos una nueva en el equipo donde vamos a guardar la imágenes o imágenes que queremos utilizar de fondo. Una vez que tengamos ahí todas las imágenes, hacemos clic sobre la que queremos establecer de fondo de pantalla con el botón derecho del ratón y seleccionamos la opción Establecer como fondo de escritorio.

fondo de pantalla

Si este método también nos falla, podemos echar mano del navegador Internet Explorer. Recuerda que aunque Microsoft Edge es el navegador predeterminado en Windows 10, Internet Explorer también está instalado, lo único que tendremos que buscarlo desde la caja de búsqueda de la barra de tareas escribiendo su nombre y posteriormente hacer clic sobre la aplicación que se muestra en los resultados.

Ahora, buscamos desde Bing o Google una imagen que queramos establecer como fondo de pantalla, hacemos clic sobre ella con el botón derecho del ratón y el propio Internet Explorer nos mostrará entre las opciones del menú contextual la que nos permite establecer esa imágenes como fondo de pantalla o fondo de escritorio.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo
  • Hey gracias! tuve ese problema y me ha servido vuestro procedimiento.