Cómo instalar Roboto, la fuente de Google, en Windows

Escrito por Rubén Velasco
Software

Las tipografías, o “fuentes”, son los distintos tipos de letra que podemos utilizar en un sistema operativo. Estos tipos de letra nos permiten personalizar la apariencia del sistema operativo o de un determinado documento para darle un toque personal. Por la red existe miles de fuentes diferentes, muchas gratis y algunas de pago, además de que, si somos habilidosos con el trazo, podemos crear y usar nuestras propias fuentes tipográficas. Entre todas las fuentes que existen en la red, una de las más conocidas, y que más gusta a los usuarios es Roboto.

Roboto es una familia de fuentes tipográficas del tipo sans-serif creada por Google para utilizarla como fuente predeterminada de su sistema operativo Android 4.0 ICS. Esta familia de fuentes moderna y accesible incluye diversos grosores y trazos para que cada usuario o desarrollador pueda adaptarlo a sus necesidades.

Tipografía Roboto

Aunque esta familia de fuentes viene por defecto incluida en Android, si queremos podemos instalarla manualmente en otros sistemas operativos, como Windows, para poder utilizarla en él, por ejemplo, en Word o Photoshop.

Cómo instalar Roboto en Windows

Lo primero que debemos hacer para instalar esta fuente es descargarla desde la plataforma de fuentes de Google, la cual se encuentra en el siguiente enlace. En esta página, lo que haremos será pulsar sobre el botón “Select this Font” para seleccionarla y desplegaremos el panel inferior para poder descargar todos los recursos que forman esta fuente desde el botón de descarga que indicamos a continuación.

Descargar fuente Google Fonts

Una vez descargada la fuente en nuestro ordenador, descomprimimos el archivo ZIP y nos encontraremos con distintos archivos TTF, uno por cada tipo de fuente que tenemos (negrita, cursiva, de trazo fino, etc). Una vez descomprimidos, lo único que nos queda por hacer es seleccionar todas las fuentes que hemos extraído del fichero comprimido y, pulsando sobre ellas con el botón derecho, elegir la opción “Instalar” para que Windows se encargue de instalarlas en el sistema operativo.

Una vez instaladas las fuentes, lo único que nos quedaría por hacer es cerrar y abrir de nuevo (en caso de tenerlas abiertas antes) las aplicaciones donde queramos utilizar esta nueva fuente. Por ejemplo, si ahora intentamos cambiar de fuente en Word podremos ver que ya nos aparece esta nueva fuente para elegirla y empezar a escribir con ella.

Elegir fuente Word

Lo mismo debemos hacer para poder utilizar esta fuente, por ejemplo, en Photoshop o en GIMP.

¿Alguna vez has utilizado esta fuente para algún documento o para alguna página web?

Fuente > Roboto

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo