Cómo solucionar los fallos de instalación de Windows al usar un CD, DVD o dispositivo USB

Escrito por David Onieva
Herramientas del Sistema

Desde hace un tiempo Microsoft ha estado intentando reducir el uso por parte de los usuarios de determinados dispositivos para la instalación de sus sistemas operativos, tales como CDs, DVDs, o USB. Así, la mayoría ya actualizaron a Windows 10 directamente a través de una actualización directa del sistema.

Sin embargo, por muy útil que sea la intención de la compañía, algunos usuarios aún prefieren instalar su sistema operativo a través de los comentados medios. Es por ello que ahora os comentamos que al intentar instalar Windows 10 / 8.1 / o algunas otras versiones anteriores a través de estos, muchos usuarios están siendo informados del error: “Falta un controlador que necesita el equipo, puede ser un DVD, USB o controlador de disco duro. Si tiene una unidad de CD, DVD o USB con este controlador, introdúzcala ahora”.

Este es un error del sistema que deja patente que el medio de instalación carece de uno o más controladores cruciales para su funcionamiento y, por lo tanto, el sistema detiene el proceso de instalación. Por todo ello Microsoft sugiere algunas posibles causas del problema. Por un lado afirma que ese dispositivo de instalación pudiera haber sido expulsado mientras la instalación estaba en curso, aunque también es posible que se haya utilizado un producto de baja calidad para instalar el sistema operativo, de ahí el error.

También podría ser que la velocidad de grabación sea demasiado rápida, por lo que el sistema no ha podido «leer» correctamente los controladores, aunque podría ser que el archivo ISO almacenado en el dispositivo de instalación estuviese corrupto y, por lo tanto, los archivos que contenían los controladores no funcionan. Así, las soluciones para todo ello podrían ser, por un lado, conectar la unidad USB a otro puerto, aparentemente una solución fácil y efectiva en muchos casos.

USB Windows

Soluciona errores al instalar Windows en tu equipo

Así, cancelamos al observar el error, retiramos la unidad USB que se está utilizando como medio de instalación y la conectamos a otro puerto USB, repitiendo el proceso de instalación. También podemos comprobar los requisitos de hardware de la instalación asegurándonos de que las especificaciones del equipo son superiores a los requisitos mínimos exigidos por el sistema operativo.

Al mismo tiempo también deberíamos comprobar el dispositivo de instalación como tal, ya que es posible que el archivo ISO esté incompleto o corrupto, algo que podemos comprobar haciendo clic con el botón derecho del ratón en la unidad y seleccionar “Propiedades”. Aquí nos aseguramos de que el tamaño del fichero se corresponde con el indicado en el sitio web de Microsoft.

Para terminar, siempre tenemos la posibilidad de echar un vistazo a la configuración de la BIOS, ya que si todo lo demás ha fallado, el problema podría tener que ver con la configuración de la propia BIOS del equipo. Aquí comprobamos que la configuración USB 3.0 sea automática y que las opciones de Legacy USB y Legacy BIOS estén desactivadas.

Fuente > TWC

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo