Twitch.tv: de su origen a ser el líder del streaming de los eSports

Escrito por Rubén Velasco
Juegos

Aunque cuando hablamos de plataforma de vídeo en streaming la primera que nos viene siempre a la mente es YouTube, cuando nos referimos al streaming de videojuegos la cosa cambia, y es que quien ha conseguido ganarse la confianza de los jugadores, sobre todo al retransmitir sus partidas online en directo ha sido Twitch.tv, plataforma actualmente propiedad de Amazon que mueve a diario a más de 15 millones de usuarios en todo el mundo.

En 2007 nacía Justin.tv, un sitio web diseñado para que cualquier usuario pudiera retransmitir vídeo en directo de cualquier tipo. Esta plataforma estaba organizada en distintas categorías, y en muy poco tiempo sus creadores vieron cómo la categoría de videojuegos crecía a un ritmo mucho más acelerado que las demás, quedando claro hacia dónde debían seguir su desarrollo.

Así, en 2011, los responsables de Justin.tv separaban la categoría de videojuegos del resto de la plataforma, naciendo así Twitch.tv. Viendo el crecimiento de esta plataforma, sus principales rivales, como YouTube, empezaron a intentar dar mayor importancia a los videojuegos intentando atraer a los jugadores a sus propias plataformas, aunque en ningún momento han conseguido convencerlos de la manera que lo hizo Twitch.tv, plataforma que cada vez crecía más y más.

El éxito de esta plataforma de videojuegos en streaming no iba a pasar desapercibido, y en 2014 (año en el que también apareció uno de los proyectos que más dieron de qué hablar en esta plataforma, el llamado Twitch Plays Pokémon) varias grandes empresas empezaron a estar interesadas en comprar Twitch.tv. Tras cerrar casi la venta a YouTube, fue finalmente Amazon quien pagó 970 millones de dólares para hacerse con esta plataforma.

¿Qué ha sido de Twitch.tv tras su compra por parte de Amazon?

Amazon está apostando fuerte por los videojuegos, y de igual forma que se hizo con las desarrolladoras Reflexive Entertainment y Double Helix Games, la compañía decidió matar dos pájaros de un tiro y, además de seguir apostando por el mundo de los videojuegos, se hizo con la plataforma de streaming de juegos más grande del momento, Twitch.tv. Desde entonces, como se comenta desde la guía de 1and1, esta plataforma de streaming de partidas y juegos ha seguido creciendo, tanto en usuarios como en funciones, pudiendo encontrar una gran cantidad de nuevos canales como nuevas funciones e integración con las principales plataformas de juego de hoy en día para que en segundos cualquiera pueda retransmitir en directo sus partidas.

Twitch.tv también ha estado adquiriendo otras plataformas como Curse, plataforma que cuenta con miles de guías de juegos, además de un servicio de VoIP para mejorar la comunicación entre los miembros de un equipo, y ha llegado a importantes acuerdos con grandes desarrolladoras, como Blizzard, para lograr ser la plataforma oficial de los eSports para los juegos de mayor éxito a nivel mundial.

A pesar de ser una plataforma gratuita para todos los usuarios que quieran transmitir en ella, la compañía ha sabido perfectamente como monetizarse para dar beneficios, ofreciendo a los streamers la posibilidad de habilitar anuncios, ofrecer contenido “premium”, vender merchandising e incluso apostar por el mecenazgo a través de plataformas como Patreon.

Twitch.tv ha sabido entrar en el momento justo y de la forma perfecta para ganarse la confianza de los jugadores, y siempre es de agradecer ver cómo hay plataformas capaces de plantar cara a YouTube, especialmente después de sus últimos recortes en la generación de ingresos para los “youtubers”.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo