KB4103714, la nueva actualización para Windows 10 Fall Creators Update que soluciona problemas de rendimiento

Aunque hace solo unos días vio la luz la más reciente versión de Windows 10, la April 2018 Update, el proceso de llegada de la misma a todo el mundo, como suele ser habitual, es paulatino, por lo que aún hay muchos millones de usuarios que siguen usando la anterior, la Fall Creators Update.

Pues bien, para estos la firma de Redmond acaba de lanzar una nueva actualización acumulativa, en concreto la KB4103714 para la versión 1709 del sistema operativo, llegando de este modo al número 16299.461. Esta actualización es importante para los usuarios debido a que implementa una buena cantidad de correcciones sobre errores conocidos y mejoras relacionadas con la seguridad.

Al mismo tiempo, además de para el propio sistema, se han incluido diversos cambios para los dos navegadores web de la propia firma, Internet Explorer y Microsoft Edge, siendo este último el predeterminado en Windows 10. De este modo Microsoft afirma que finalmente ha corregido un error que provocaba que Edge u otras aplicaciones que usaban su motor, dejaran de funcionar cuando los usuarios creaban un nuevo punto final de audio mientras éste se iniciaba. Además, por otro lado, Internet Explorer está recibiendo correcciones para las configuraciones de doble monitor, algo que igualmente fallaba.

Pero claro, también se incluyen mejoras relativas a funciones propias de Windows 10 como la conectividad Bluetooth, que tras instalar esta acumulativa ya debería funcionar tal y como se espera después de reiniciarse. Este fallo provocaba que los dispositivos afectados no recibiesen datos, por lo que el Administrador de autenticación de Windows ya no experimenta problemas relacionados con todo esto.

Rendimiento Benchmark PC

Otros problemas solucionados en Windows 10 Fall Creators Update

Pero quizá el apartado más importante incluido aquí es el que hace referencia a la solución de un error que causaba un alto uso de la CPU en determinadas condiciones del sistema. De hecho así lo explican los de Redmond: «se aborda un problema que se produce cuando varios procesos están limitados. Esto puede causar varios problemas, incluyendo picos de CPU en el proceso del sistema, picos de CPU de tiempo de interrupción, o un elevado tiempo de uso intensivo en algunas CPUs «.

Al mismo tiempo se han incorporado otras muchas mejoras y correcciones menores con las que se quiere optimizar el funcionamiento de Windows 10 Fall Creators Update en varios de sus apartados.

Además, por el momento no se han detectado los habituales problemas de descarga o instalación de esta nueva actualización de Windows 10, aunque como ya sabemos por experiencia, tendremos que esperar unas horas para ver si todo sigue así.