¿Usas Avast Antivirus? Debes desinstalarlo antes de actualizar a Windows 10 April 2018 Update

Windows 10 April 2018 Update es la nueva actualización del sistema operativo de Microsoft que lleva ya 3 semanas entre nosotros, tiempo suficiente como para darnos cuenta de la gran cantidad de errores y problemas que están ocurriendo con esta versión de Windows. Muchos de ellos se deben a errores del propio sistema operativo, pero otros también se deben a problemas de compatibilidad con software de terceros, como ocurre, por ejemplo, con el antivirus Avast.

Tal como podemos leer en un hilo de Reddit, muchos usuarios de este antivirus se están encontrando con problemas al intentar actualizar sus sistemas a la última versión del sistema operativo, problemas que generalmente desencadenan en una pantalla negra tras instalar la actualización, pantalla que les impide utilizar el ordenador.

Aunque no se conocen muy bien las razones de esto, todo apunta a que una de las últimas actualizaciones de este antivirus gratis ha roto la compatibilidad con la versión 1803 de Windows 10, de ahí que, al actualizar a la April 2018 Update, el antivirus sea incapaz de cargar en la nueva versión de Windows 10, dejando el sistema totalmente inoperativo. Los usuarios que han actualizado Windows 10 las semanas anteriores con este antivirus no habrán tenido problemas, estos han aparecido este mismo fin de semana, con la última actualización del antivirus.

La única solución es desinstalar Avast Antivirus antes de actualizar Windows 10 a la April 2018 Update, o si ya hemos actualizado y nos hemos encontrado con la pantalla negra, solo nos quedará reinstalar de nuevo nuestro sistema operativo, ya que, según parece, tampoco funciona la opción de revertir los cambios para volver a la versión anterior.

Avast Free Antivirus 2018

No solo Avast Antivirus; debemos desinstalar cualquier antivirus siempre antes de actualizar Windows 10

Como ya hemos dicho en varias ocasiones, los antivirus modernos son aplicaciones muy agresivas con el sistema operativo, toman el control directamente del Kernel, realizan todo tipo de controles en el sistema operativo y controlan una gran cantidad de procesos, procesos críticos para la actualización del sistema operativo y que en la mayoría de los casos suele ser la razón por las que la actualización suele fallar.

Por ello, salvo que utilicemos Windows Defender (el mejor antivirus para Windows 10, todo sea dicho), lo mejor que podemos hacer es desinstalar cualquier antivirus o software de seguridad que tengamos instalado en el equipo antes de empezar con la actualización, reduciendo al mínimo la probabilidad de que ocurra un error que nos obligue a reinstalar desde cero el sistema operativo.

¿Has tenido algún problema al actualizar a Windows 10 April 2018 Update?