Microsoft confirma los problemas de conectividad del parche KB4103718 de Windows 7

Escrito por Roberto Adeva
Windows 7

No es nada raro ver cómo se producen varios problemas en Windows después de las actualizaciones o parches lanzamos por Microsoft cada mes. Aunque últimamente son los usuarios de Windows 10 los más afectados con la llegada de la gran actualización Windows 10 April 2018 Update, en esta ocasión han sido los usuarios de Windows 7 los que están sufriendo problemas en sus equipos con la conectividad a Internet por culpa de los parches KB4103718 y KB4103712.

Así lo ha confirmado el propio Microsoft, indicando que tanto el parche mensual KB4103718, como la actualización de seguridad KB4103712, están causando problemas de conectividad en los equipos que han instalado los parches de este mes.

De momento la única solución es desinstalar el parche KB4103718 y KB4103712 en Windows 7

Aunque no se trata de un erro grave de seguridad que ponga en peligro la seguridad y privacidad de los usuarios, lo cierto es que un gran problema teniendo en cuenta que hoy en día no concebimos el uso del ordenador sin estar conectado a Internet. Tanto es así, que los usuarios que se están encontrando con este problema necesitan una solución lo antes posible.

Una solución en la que la propia compañía ha dicho que está trabajando, pero aún están investigando la causa del problema y cómo corregirlo. Por lo tanto, hasta el momento no se sabe cuando podría llegar un parche que solucione este problema de conectividad que está causando el parche KB4103718 y KB4103712.

KB4103718

Desde Redmond, lo único que indican es que se aconseja desinstalar completamente las actualizaciones KB4103718 y KB4103712 en los equipos afectados por los problemas de conectividad, a sabiendas de que de esta forma se quedarán sin las correcciones de seguridad incluidas en el último parche del mes de mayo.

Recordemos que el parche KB4103718 corrige una fuga de memoria en los servidores SMB, por lo que este error volverá a estar sin solución si nos vemos obligados a desinstalar el parche por los problemas de conexión a Internet que está causando entre los usuarios de Windows 7. Además, dado que Microsoft no ha anunciado que vaya a poner remedio a este problema lo antes posible, lo normal es que los usuarios afectados tengan que esperar hasta el próximo martes 12 de junio, segundo martes del próximo mes, que será cuando Microsoft lance los parches del mes.

Al final, casi 30 días los que los usuarios afectados por el parche KB4103718 y KB4103712 tendrán que lidiar con los problemas de conexión a Internet como mínimo para que Microsoft les ofrezca una solución.

Fuente > softpedia

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo