Al apagar un PC, Windows 10 no se cierra del todo, pero se puede hacer de otras maneras

Cuando hacemos clic en «Apagar» en nuestro PC con Windows 10, el sistema no se apaga completamente, ya que en realidad se hiberna el kernel del sistema operativo, guardando su estado para que podamos arrancar más rápido en futuras sesiones.

Es por ello que en el caso de que tengamos problemas con el equipo y necesitemos restablecerlo por completo, el apagado del equipo no es la mejor solución, o al menos la más efectiva en muchos casos. Por tanto llegado el momento, es más recomendable llevar a cabo un reinicio de Windows 10, ya que ahí sí que se apaga por completo para volver a ponerse en funcionamiento inmediatamente después.

Quizá en alguna ocasión os hayáis encontrado con diversos problemas derivados de un controlador, por ejemplo, o con errores de software de bajo nivel, algo que persiste después de apagar nuestro PC e iniciarlo de nuevo. Esto es algo que viene dado por la función de «Inicio rápido» de Windows 10, que viene activada de forma predeterminada; característica que fue introducida por parte de Microsoft en Windows 8.

Decir que en el proceso de apagado tradicional de antaño, Windows lo apagaba todo completamente, pero debido a la función de “Inicio rápido”, se mezcla el proceso de apagado tradicional con la hibernación. Así, con esto activado, Windows 10 cierra todos los programas y archivos abiertos, pero guarda el estado del núcleo de Windows en el disco, como lo haría en la hibernación. Por tanto, la próxima vez que arranquemos el PC, Windows 10 restaurará el núcleo e iniciará el resto del sistema.

Apagado Windows 10

Cómo apagar Windows 10 por completo

Cabe mencionar que el kernel del sistema es el programa central de bajo nivel que tiene un control total sobre nuestro ordenador, por lo que es una de las primeras cosas que se cargan durante el proceso de arranque, mientras que los controladores del hardware, forman parte de este.

De este modo, una carga instantánea del núcleo acelera el proceso de inicio, ya que Windows no emplea tiempo para cargar todos los controladores de dispositivos. Sin embargo, si uno de estos controladores está dañado o bloqueado, apagar el PC no lo solucionará, por lo que es mejor reiniciarlo, aunque suene un poco extraño.

Al mismo y para esta misma tarea, también podemos apagar el PC presionando y manteniendo presionada la tecla “Mayús” del teclado mientras hacemos clic en la opción «Apagar» en Windows 10. Por otro lado, este apagado completo también lo podremos llevar a cabo abriendo una ventana del símbolo del sistema y escribiendo el comando: “shutdown /s /f /t 0”.