¿Problemas con las fuentes de Windows 10? Así puedes reconstruir la caché

Escrito por Roberto Adeva
Software

Las fuentes de Windows son los distintos tipos de letras que nos ofrece para poder usar en las aplicaciones que tengamos instaladas en el equipo. El sistema operativo crea una caché para que las fuentes puedan cargarse rápidamente cada vez que iniciamos un programa, pero en ocasiones podemos encontrarnos con que las fuentes no se cargan correctamente o se muestran carácteres erróneos. Esto es algo que seguramente está provocado porque se ha dañado la caché de las fuentes de Windows. A continuación, vamos a mostrar cómo reconstruir la caché de fuentes en Windows 10.

Pasos a seguir para reconstruir la caché de fuentes en Windows 10

Para ello, lo primero que vamos a hacer es abrir el Administrador de servicios de Windows 10. Abrimos una ventana Ejecutar de Windows (Win+R) y lanzamos el comando services.msc. Automáticamente se nos abrirá la ventana del Administrador de servicios de Windows 10 donde tenemos que buscar el servicio de caché de fuentes de Windows. Una vez lo hayamos encontrado, hacemos clic con el botón derecho del ratón sobre él y lo detenemos y deshabilitamos.

Lo mismos pasos vamos a seguir con el servicio Windows Presentation Foundation Font Cache 3.0.0.0 y una vez hecho esto, lo siguiente va a ser una ventana del explorador de archivos de Windows 10 para eliminar el cotenido de la carpeta cahé de fuentes del sistema.

caché de fuentes de windows 10

Para ello, nada más abrir el explorador de archivos tenemos que indicar que muestre archivos y carpetas ocultos para posteriormente navegar hasta la ruta C:\Windows\ServiceProfiles\LocalService\AppData\Local. Una vez ahí, debemos borrar todos los archivos que encontremos bajo la carpeta Local con extensión .dat y que comience su nombre por FontCache.

caché de fuentes de windows 10

Ahora entramos en la carpeta FontCache y borramos todos los archivos y carpetas que encontremos en su interior. Lo normal es que contenga una carpeta Fonts y otra serie de archivos .dat que su nombre empiece también por FontCache o ~FontCache. En el caso de que no podamos borrar ciertos archivos, tendremos que reiniciar el ordenador, ir al Administrador de archivos para comprobar que los servicios que hemos detenido anteriormente no se han iniciado, en cuyo caso debemos detenerlos nuevamente, y volver a la ruta C:\Windows\ServiceProfiles\LocalService\AppData\Local\FontCache para borrar todos los archivos que antes no podíamos.

Una vez hecho esto ya podemos volver a habilitar el servicio de caché de fuentes de Windows y el servicio Windows Presentation Foundation Font Cache 3.0.0.0 para que se reconstruya nuevamente la caché de fuentes de Windows 10 y no volvamos a tener problemas.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo