Office 365: Cómo cancelar tu suscripción y obtener un reembolso

Escrito por David Onieva
Ofimatica

Cuando hablamos del trabajo ofimático, ya sea a nivel individual o empresarial, desde hace muchos años la primera solución que nos viene a la cabeza es la de Microsoft, nos referimos a la popular suite Office.

Decir que Microsoft pone a disposición de cualquier cliente la llamada Office 365, una modalidad muy interesante para algunos, pero no tanto para otro tipo de usuarios. Y es que hay que tener en cuenta que a algunas personas, después de probarlo, no les atrae demasiado la idea de tener que pagar una suscripción mensual por una suite de productividad, especialmente hoy en día cuando disponemos de tantas y tan buenas alternativas gratuitas que podemos bajar de Internet.

Al mismo tiempo se puede dar el caso de que decidamos que es mejor comprar una licencia del software de los de Redmond, haciendo de ese modo un pago único en lugar de tener que ir haciendo pequeños desembolsos mensuales, todo dependerá de la situación y las necesidades de cada uno. Sin embargo, con todo y con ello, si se ha dado la circunstancia de que ya nos hemos dado de alta en el servicio de Microsoft contratando la plataforma de Office 365, eso no significa que nos tengamos que quedar suscritos para siempre.

De hecho tenemos la posibilidad de cancelar fácilmente nuestra suscripción e incluso recuperar parte de lo pagado inicialmente, algo que vamos a ver en las próximas líneas. De este modo, para cancelar nuestra suscripción personal a Office 365, en primer lugar accedemos a la cuenta como tal, introduciendo nuestras credenciales.

Office en Microsoft Store

Podemos cancelar la suscripción a Office 365 en cualquier momento

Una vez en la misma, nos situamos en el apartado “Servicios y suscripciones” donde localizamos nuestra suscripción y hacemos clic en el botón “Administrar” y después seleccionamos la opción llamada “Cancelar”, acción de confirmamos en la ventana de diálogo que aparece. Llegados a este punto diremos que en el caso de que hayamos adquirido una suscripción anual en los últimos 30 días, o si disponemos una suscripción mensual y la cancelamos dentro de los 30 días posteriores a su última renovación, tenemos derecho a un reembolso económico.

Eso sí, al mismo tiempo hay que tener en consideración que si solicitamos este reembolso, las aplicaciones de Office pasarán inmediatamente a un modo de funcionalidad reducida, donde todavía podremos abrir documentos e imprimirlos, pero no podremos editar nada. Por otro lado si no reclamamos ese reembolso mencionado, las aplicaciones de la suite continuarán funcionando hasta el final del período de suscripción por el que hemos pagado.

Asimismo al cancelar la suscripción a Office 365, también perdemos el resto de beneficios de la cuenta, como el espacio de almacenamiento adicional de OneDrive, o los minutos gratis de Skype.

Fuente > MakeUseOf

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo