Las últimas actualizaciones de Windows 7 causan problemas con las tarjetas de red

Escrito por David Onieva
Actualidad

Microsoft sigue teniendo problemas graves con las actualizaciones que pone a disposición de sus millones de usuarios para las diferentes versiones de Windows. Y es que como hemos podido ver estos últimos meses, los problemas con las actualizaciones acumulativas han ido en aumento.

Estos es algo que se ha vuelto a repetir en este último Patch Tuesday del mes de marzo, donde la firma con sede en Redmond está acumulando fallos en algunos de los parches que ha lanzado, ya sea para Windows 10 o para Windows 7, como es el caso que nos ocupa ahora.

Y es que en base a los reportes que se están llevando a cabo en todo el globo, parece que este último conjunto de actualizaciones está dando más problemas de los esperados por la propia compañía. Mientras que en principio las actualizaciones acumulativas de Windows 10 KB4088787 y KB4088776, mostraron varios signos relacionados con las instalaciones fallidas, ahora le ha llegado el turno a Windows 7, aunque en este caso de una manera algo diferente.

De hecho, han aparecido varios informes que indican que la instalación de la compilación KB4088875 y la actualización de seguridad KB4088878, elimina o estropea las tarjetas de red o “Network Interface Cards“ (NIC) y, en algunos casos, elimina la configuración de la dirección IP estática. Cabe mencionar que la KB4088875 está disponible para Windows 7 Service Pack 1 y Windows Server 2008 R2 Service Pack 1, y por lo que se ha podido saber, los problemas mencionados se han experimentado en ambas versiones del sistema operativo.

Redes Windows 7

Windows 7 también tienen problemas con sus actualizaciones

Relacionado con todo ello, un usuario de redddit afirma que al eliminar los NIC fantasma que se generan por este fallo, hace que los sistemas funcionen correctamente, pero al añadir otros nuevos sin eliminar primero estas entradas, causaría IPs conflictivas. Eso sí, no instalar la actualización KB4088875 no parece ser una buena opción, ya que ofrece parches bastante críticos para los equipos basados en Windows 7. De hecho incluye nuevas protecciones contra Meltdown y Spectre, así como actualizaciones de seguridad para Internet Explorer, Windows Shell, Windows Installer y el Kernel del sistema.

En estos momentos Microsoft es plenamente consciente de cuatro problemas diferentes con este reciente lanzamiento para Windows 7, incluyendo un pantallazo azul o BSOD que ocurre cuando la actualización se instala en un sistema de 32 bits con el modo PAE desactivado. Por tanto, la firma está trabajando para solucionar todo ello. De hecho y como se ha podido saber, en algunos casos la KB4088787 ya no se ofrece a través de Windows Update, pero es algo que aún no se ha confirmado oficialmente.

Con todo y con ello y teniendo en cuenta que Microsoft ya está al tanto de estos problemas, todo hace indicar que la firma tendrá que liberar una corrección para los mismos en poco tiempo.

Fuente > Softpedia

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo