Windows Update va a ser más rápido en Windows 10, Microsoft trabaja en ello

Desde hace ya años, uno de los temas en los que con más ahínco están trabajando los chicos de Redmond es en el tema de las actualizaciones de sus productos y plataformas, centrándose especialmente en el sistema operativo Windows 10.

Y es que mantener todo el software debidamente actualizado es básico, tanto en términos de funcionalidad, como de seguridad. Sin embargo al mismo tiempo este es uno de los apartados que mayores que quebraderos de cabeza está trayendo a la misma firma, todo debido a los problemas que muchos están teniendo al instalar estas actualizaciones.

Tras cada nuevo lanzamiento de este tipo, que suele ser bastante frecuente, al menos una vez al mes, muchos usuarios acaban reportando que no han podido instalar estas revisiones del software o que Windows Update ha llegado a tardar hasta varias horas en llevar a cabo el proceso con éxito. Esto es algo que debería ser inaceptable para un gigante como Microsoft, por lo que trabaja para que Windows Update sea más rápido, a la vez que fiable, cuanto antes.

Esto es algo que ya ha sido confirmado por la propia Dona Sarkar, jefa del programa Windows Insider, que a través de su cuenta de Twitter ha dicho que las mejoras para Windows Update ya están en la agenda del equipo, aunque no se proporcionan más detalles al respecto. De hecho, ha llegado a asegurar que “esto es algo por lo que estamos presionando al equipo de desarrollo, ya que beneficiará a todos los usuarios«.

Windows Update

De lo que no cabe duda es de que esta es una mejora cada vez más necesaria, especialmente ahora que Microsoft lanza nuevas versiones del sistema operático a un ritmo mucho más rápido que antaño.

Las mejoras a Windows Update deberían llegar cuanto antes

Cabe mencionar que Microsoft ya ha implementado importantes mejoras en Windows Update a lo del año pasado, cuando hizo que todo el proceso fuera sustancialmente menos perjudicial al ajustar las fases on-line y off-line de la instalación. Así, después de estos ajustes, Windows Update realiza más tareas antes de requerir un reinicio del equipo, por lo que intenta mantener el sistema desconectado durante un período de tiempo más corto que antes.

Con todo y con ello en la próxima actualización importante para Windows 10 que está proyectada para ver la luz en unas semanas, la Spring Creators Update, aún no va a reflejar estas mejoras en Windows Update, por lo que los tiempos de instalación largos serán más que probables.

Es por ello, reconocen desde Redmond, que aún queda mucho trabajo por hacer a este respecto, aunque se espera que los procesos de Windows Update en algún momento y dentro de lo posible, funcionen de forma similar a como sucede en Linux, por ejemplo.