Microsoft detalla lo que Windows 10 ARM podrá hacer y, sobre todo, lo que no

Escrito por David Onieva
Actualidad

Microsoft lleva tiempo trabajando duro para llevar Windows 10 a dispositivos con arquitectura ARM y así funcionar en equipos de bajo consumo y altas prestaciones, de ahí su asociación con la firma Qualcomm, todo para ejecutar aplicaciones Win32 en el chipset Snapdragon 835 ARM.

Pues bien, en relación con todo esto, la compañía ha publicado un informe para sus OEM que planean usar Windows 10 en chips ARM, en el que se detalla todo lo referente a Windows 10 en esta arquitectura incluyendo sus limitaciones. Para empezar diremos que, tal y como han informado los de Redmond, este conjunto solo admitirá controladores ARM64, lo que significa que los periféricos más antiguos probablemente no funcionarán.

Al mismo tiempo las aplicaciones x64 tampoco son compatibles, lo que sugiere que el software más potente probablemente tampoco funcione en estos dispositivos, algo que también sucederá con ciertos juegos que dependan de OpenGL.

Así, las aplicaciones que personalizan la experiencia de Windows y amplían el Shell del sistema, es posible que no funcionen correctamente, haciendo referencia a las tecnologías de asistencia o las aplicaciones de almacenamiento en la Nube, por ejemplo. Esto es algo que se hará extensible a la plataforma “Windows Hypervisor”, ya que no será compatible con ARM, lo que afectará a aquellos que ejecutan emuladores y a algunos desarrolladores.

Windows 10 ARM

Más problemas y limitaciones de Windows 10 en ARM

Por otro lado, además de las limitaciones, Microsoft también ha hablado de algunos problemas a los que se van a enfrentar los desarrolladores, como en el caso de que un controlador no haya sido diseñado para ARM, por lo que se recomienda recompilar el controlador x86 a ARM64. También es preferible que los desarrolladores de apps para la Microsoft Store, envíen también una versión ARM de su proyecto. Apuntan que las herramientas Win32 que usan una versión de OpenGL posterior a 1.1, o requieren aplicaciones OpenGL. x86 aceleradas por hardware y que usen DirectX 9, 10, 11 o 12, sí que funcionarán en la arquitectura ARM con Windows 10.

Del mismo modo la propia Microsoft ha presentado una guía donde ofrece una lista de soluciones a los problemas más comunes a los que los desarrolladores se van a enfrentar al migrar a Windows en ARM, algo que podría desanimar a muchos debido a las mencionadas limitaciones de la arquitectura.

Hay que tener en cuenta que en un principio la firma presentó Windows 10 en ARM como un Windows 10 completo, pero con tantas excepciones como las que se acaban de publicar, para muchos seguro que empiezan las dudas.

Fuente > MSPowerUser

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo