Consiguen hacer funcionar Windows 10 en una Raspberry Pi 3

Raspberry Pi es un mini-ordenador que desde hace muchos años ha tenido un éxito tremendo entre millones de usuarios en todo el mundo, especialmente debido a su bajo coste, unido a las amplias posibilidades que nos ofrece, algo que las grandes tecnológicas no han  querido dejar pasar.

Es por ello que una de las firmas más importantes del momento como es Microsoft, ya ofrece una versión especial de su sistema operativo, en concreto Windows 10 IoT Core, para instalar en una Raspberry Pi. Sin embargo y por lo que acabamos de saber, gracias al reciente lanzamiento de Windows 10 en ARM, un experto desarrollador ha conseguido instalar la versión completa del sistema operativo Windows 10 en una de estas placas.

Cabe mencionar que Windows 10 en ARM es uno de los proyectos más recientes de la firma de Redmond, que permite la instalación de un sistema Windows en su versión completa en equipo basados en los procesadores Qualcomm Snapdragon, utilizados normalmente en dispositivos móviles. Así con varios ajustes especiales para prepararlos, los chipsets Snapdragon y Windows 10 en ARM hacen posible que los dispositivos alcancen una autonomía muy superior a lo que estamos acostumbrados, en torno a una semana entre carga y carga.

Pues bien, el desarrollador holandés Bas Timmer, ha logrado instalar esta versión del sistema operativo en una Raspberry Pi 3 con un procesador ARMv8 BCM2837 de Broadcom, aunque esto es solo el principio, por lo que aún hay varios problemas que resolver. Entre otras cosas ha declarado que “el sistema operativo sigue siendo lento debido al problema de detección de la propia CPU“. Por ejemplo, parece que Windows 10 en ARM solo se ejecuta en uno de los cuatro núcleos de la CPU, y esto obviamente nos lleva a disponer de un rendimiento limitado.

Windows 10 en Raspberry Pi 3 ya es posible

Por otro lado Timmer asegura que en ocasiones se encuentra con un error de “procesador no soportado“, aunque en principio el sistema operativo parece que funciona perfectamente. Decir que una de las mayores ventajas de Windows 10 en chips ARM en general, así como el mismo sistema operativo instalado en una de las populares placas, es que hace posible ejecutar software heredado Win32 al igual que en un ordenador convencional.

Y claro, teniendo en cuenta que el precio de uno de estos dispositivos ronda los ronda los 35 euros, en concreto la Raspberry Pi 3, esto sin duda abre nuevas puertas a los desarrolladores que busquen una manera asequible de ejecutar la versión completa de Windows 10 sin tener que invertir mucho dinero en ordenadores más avanzados.

Es evidente que el proyecto tiene ciertas limitaciones que finalmente afectan al rendimiento del conjunto, pero se espera que con el paso del tiempo todo esto vaya mejorando.

Fuente > Softpedia

Aplicaciones imprescindibles si tienes un Raspberry Pi
Los mejores sistemas operativos para un Raspberry Pi
Se filtran las imágenes ISO de Windows 10 ARM64
Windows 10 ARM, ¿un sistema condenado al fracaso como sucedió con Windows RT?
Microsoft detalla lo que Windows 10 ARM podrá hacer y, sobre todo, lo que no
¿Qué significa la llegada de Windows 10 a la arquitectura ARM?