Windows XP se resiste a “morir”

Escrito por José Luís Irulegui
Sistemas Operativos

Aunque parezca mentira, el sistema operativo Windows XP creado por Microsoft hace 16 años, aumentó su cuota de mercado en todo el mundo en el pasado mes de octubre. Todo ello, pese a carecer de soporte desde el 2014. Esto significa que los usuarios que dispongan de este sistema operativo, no reciben ya ni constantes actualizaciones de seguridad, ni parches, ni tampoco son dotados con nuevas funcionalidades.

Tan solo, y de una manera excepcional, se lanzó una serie de actualizaciones para los usuarios de esta versión antigua de Windows, a raíz del ataque del ransomware Wannacry sufrido el pasado mes de mayo.

Todo ello hace que sorprendan aún más los datos extraídos del portal NetMarketShare, los cuales confirman que Windows XP pasó de tener una cuota de mercado del 5,69% en septiembre, al 6,47% en octubre. Esto significa un aumento de un 0,78% en tan solo un mes, lo cual es realmente difícil de lograr. En el siguiente gráfico se puede observar la evolución que ha sufrido su cuota de mercado mundial en los últimos meses del año 2017. Durante los últimos meses su cuota había mantenido una tendencia descendente, pero este mes de octubre la ha conseguido romper aumentando casi un punto porcentual.

La imagen muestra cómo ha evoluionado la cuota de mercado de Windows XP en 2017

El dinero, el principal inconveniente para actualizar a versiones más recientes

El principal obstáculo que se les presenta a los usuarios de esta versión de Windows para actualizarla a una más reciente es la inversión que supondría, no solo adquirir el propio sistema operativo, sino también actualizar el hardware de su ordenador. Esto es debido a que la mayoría de componentes del ordenador, en el que se encontraba instalada la versión XP, no cumplirían las especificaciones mínimas de sistemas operativos más recientes. Todo ello supondría un gran desembolso para el usuario, que en muchas ocasiones, no estaría dispuesto a realizar. Esto también afecta a un gran número de empresas que aún utilizan este sistema operativo en los ordenadores de sus empleados. Disponer de ordenadores con esta versión puede suponer una gran amenaza en materia de seguridad para las compañías, que deberán

Sin embargo, si no disponemos de los recursos económicos necesarios para actualizar nuestro sistema operativo, existen otras posibilidades ya comentadas anteriormente. Se pueden instalar archivos ISO que proporcionan al usuario una serie de características que no podrían encontrar en su antigua versión de Windows. Aunque esta puede ser una solución puntual, no cabe duda que tarde o temprano todo el mundo deberá dar el salto y actualizar su sistema operativo a versiones más actuales que dispongan de una mayor seguridad y funcionalidades.

Fuente > softpedia

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo