La recaudación por ataques con ransomware crece de manera alarmante

Escrito por David Onieva
Actualidad

Es algo de lo que ya se viene hablando desde hace un tiempo, y es que el malware tipo ransomware en los últimos tiempos se ha convertido en el arma más peligrosa utilizada por los ciberdelincuentes de unos meses a esta parte.

Por lo tanto, podríamos decir que los ataques con ransomware siguen creciendo de manera exponencial, y la cosa parece no tener un límite a la vista. Y es que, como sabéis, cuando los atacantes infectan dispositivos con un malware de este tipo, mantienen los datos como «rehenes» hasta que se paga una suma de dinero, lo que en muchas ocasiones no hace sino empeorar las cosas.

Según el FBI, se prevé que los costos de estos daños por el rescate superen los 5.000 millones de dólares en 2017, lo que representa un aumento considerable en comparación con los 325 millones de dólares de 2015. Es más, un estudio del tema muestra que la cantidad media pagada por estos rescates es de unos 1.400 dólares. Incluso tras los ataques globales con WannaCry y Petya, parece que la gente aún no se conciencia de los peligros, por lo que aproximadamente un tercio de los empleados de una oficina admiten que no saben lo que es el ransomware, todo ello a pesar de los esfuerzos de las empresas en «educar» al respecto.

Los ataques con ransomware cada vez recaudan más dinero

Aunque se dice cómo detectar el elemento malicioso, no se reciben instrucciones sobre qué hacer si se es una víctima, por lo que se pueden tomar acciones aún más dañinas. Es más, de los empleados que han sido víctimas de un ataque con ransomware en el trabajo, el 59% pagó el rescate personalmente, en la mayoría de las ocasiones por desconocimiento acerca de las vías alternativas a tomar.

Ransomware Crysis

Esto demuestra que los empleados de una compañía, si son afectados por ransomware, están dispuestos a hacer todo lo posible para tratar de recuperar los datos, incluyendo el pago de rescates de sus propios bolsillos, aunque el 19% de las veces esto datos no se liberan ni siquiera tras el pago. Así las organizaciones necesitan centrar sus esfuerzos educativos, no solo en lo que es ransomware, sino también en los pasos a seguir si sus empleados son víctimas de ello. De este modo hay pasos que se pueden dar, no solo para prevenir estos ataques, sino también si se produce uno, para recuperar los datos sin pagar el rescate.

Por lo tanto, el estudio afirma que este enorme crecimiento de los ataques con ransomware en buena parte se debe a la gente y las organizaciones dispuestas a pagar un rescate. Por ello los empleados necesitan conocer los peligros de tratar directamente con los ciberdelincuentes, ya que las empresas no pueden permitir que la vergüenza o falta de conocimiento impulsen a sus empleados a sentir que pagar un rescate ellos mismos es una opción válida, por lo que ambos, empresa y empleado, deben tener un de respaldo mutuo en este sentido.

Fuente > HelpNetSecurity

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo