Cómo crear un disco de reparación del sistema en Windows 10

Escrito por Roberto Adeva
Software

Son muchas las causas por las que un día, de buenas a primeras, puede que nos encontremos con que Windows 10 no se inicia y no conseguimos arrancar el ordenador. Sin duda, una situación bastante incómoda y que en muchas ocasiones puede que no sepamos qué hacer. La decisión de muchos será coger el ordenador debajo del brazo y llevarlo a una tienda para su reparación, sin embargo, Windows 10 cuenta con una utilidad que  nos permite crear un disco de reparación del sistema fácilmente.

De esta forma, si algo le pasa a nuestro sistema y no arranca, este disco de reparación nos será de gran utilidad para intentar reparar Windows, sobre todo si no tenemos ningún otro medio de arranque como el propio disco de configuración de Windows. A continuación mostramos los pasos a seguir para crear un disco de reparación del sistema en Windows 10.

Pasos a seguir para crear un disco de reparación del sistema en Windows 10

Lo primero que tenemos que hacer es meter un DVD en blanco en nuestra unidad del ordenador y a continuación, abrimos el menú Win+X de Windows 10 para entrar en el Panel de Control. Ahora, navegamos hasta Panel de Control>Sistema y seguridad>Copia de seguridad y restauración (Windows 7) y ahí encontraremos la opción Crear un disco de reparación del sistema en el panel de la izquierda de la ventana.

disco de reparación del sistema
Pulsamos sobre esta opción y se nos abrirá una nueva ventana para que seleccionemos la unidad del sistema donde hemos metido el DVD en blanco. Desde el desplegable podemos seleccionar la unidad correcta y a continuación,  ya podemos pulsar sobre el botón Crear disco que aparece en la parte inferior de la ventana.

disco de reparación del sistema

Esto hará que se inicie automáticamente el proceso de creación del disco de reparación del sistema en Windows 10. Ahora, simplemente queda esperar a que finalice y una vez hecho esto, ya tendremos nuestro disco  de reparación del sistema por si en algún momento nos encontramos con que Windows 10 no se puede iniciar.

Si nos encontramos ante esta incómoda situación, podremos echar mano del disco que acabamos de crear para acceder a las opciones de recuperación del sistema y tratar de solucionar el problema que está provocando que Windows 10 no se inicie con normalidad. Este disco de reparación del sistema lo podremos llevar siempre con nosotros sin miedo a que se nos pueda estropear, ya que en cualquier momento podemos volver a seguir estos pasos y crear un nuevo disco de reparación del sistema en Windows 10.

Fuente > winaero

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo