Los usuarios de versiones antiguas de Windows, cada vez más reacios a los antivirus

Escrito por David Onieva
Actualidad

Tal y como cientos de miles de personas en todo el mundo han podido sufrir de primera mano debido a los ataques masivos que se han producido estos meses atrás, las medidas de seguridad que hay que tomar para proteger nuestros sistemas y equipos son más importantes que nunca.

Esto es algo que la mayoría tiene muy claro, al menos es lo que se podía deducir debido a las constantes noticias que aparecen referentes a nuevos, y cada vez más potentes, malware a los que estamos expuestos en el trabajo diario con el PC. Sin embargo una serie de datos que acaban de ser publicados, revelan que muchos de los equipos basados en Windows 7 no están protegidos por ningún software de protección tipo antivirus. Del mismo modo, muchos de los que sí que disponen de alguna solución de este tipo presente en el sistema, la tienen desactivada o desactualizada.

Decir que a pesar de las muchas mejoras relativas a la seguridad que se han incluido en las versiones más recientes de Windows, el hecho de tener una solución antivirus actualizada y funcionando en el equipo para muchos es algo casi obligatorio, más si tenemos en consideración el creciente número de ataques e infecciones de los últimos tiempos. Sin embargo en base a unas estadísticas proporcionadas por la propia Microsoft, se ha podido saber que los usuarios de versiones más antiguas de Windows prefieren «jugar con fuego», ya que muchos de ellos no ejecutan software antivirus alguno en sus equipos, mientras que, como hemos mencionado, otros lo tienen apagado.

Soluciones de seguridad sin actualizar

En concreto, estos datos publicados por la firma de Redmond se recogen en el “Informe de Inteligencia de Seguridad” y se refieren a los sistemas que no están listados como protegidos. Por lo tanto en el caso de los equipos basados en Windows Vista y Windows 7, más del 50% de estos «desprotegidos», no disponen de solución alguna, algo que ha llamado poderosamente la atención de la firma.

Seguridad Windows

Y es que más de la mitad de los sistemas Windows Vista y Windows 7 están sin protección, ya que no hay software de seguridad instalado o en funcionamiento. Sin embargo la situación en Windows 8.1 y Windows 10 es muy diferente, ya que Windows Defender está habilitado de forma predeterminada, mientras que muchos otros de manera adicional disponen incluso de algún otro software antimalware.

Por otro lado, en lo que se refiere a los usuarios de Windows 8 y 8.1, el principal problema en este caso es que la mayoría, o bien mantiene su antivirus desactivado, o bien se olvidan de actualizar sus productos de seguridad, algo incomprensible para la propia Microsoft. Como hemos comentado, en Windows 8.1 y Windows 10, Windows Defender viene ya preinstalado, por lo que si la protección de terceros está desactivada o no existe, esta sigue ahí. Sin embargo Windows Defender debe estar igualmente actualizado para su correcto funcionamiento, algo muy importante.

Fuente > Softpedia

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo