Si actualizas Windows 10 S a Windows 10 Pro no podrás volver atrás

Escrito por David Onieva
Actualidad

Microsoft está poniendo en marcha una interesate propuesta a través de una nueva versión más ligera de su popular Windows 10 para intentar competir de manera directa con los dispositivos ChromeBook, aparatos que tanto éxito están cosechando especialmente en el sector de la educación, algo que los de Redmond no se pueden permitir.

De ahí la presentación oficial que ya pudimos ver hace unas semanas de su sistema operativo Windows 10 S, una versión alternativa especialmente diseñada para funcionar en equipos de más reducidas especificaciones y con una serie de limitaciones que lo hacen un tanto especial. De hecho la firma quiere que esta sea una alternativa económica de Windows 10, para usuarios que no requieran de funciones avanzadas y que se centren en la seguridad y sencillez de uso en el trabajo diario.

De hecho una de las principales características de esta propuesta se basa en que todos aquellos que se decanten por usar esta nueva revisión, tan solo podrán descargar e instalar aplicaciones oficiales de la tienda del sistema operativo, la Windows Store. De todo ello se deduce que la instalación de las habituales aplicaciones Win32 no están permitidas, algo que supone una gran ventaja para muchos, mientras que para otros supondrá un importante inconveniente. Sin embargo hay que tener en cuenta que en el caso de que adquiramos un equipo que traiga montado este Windows 10 S y no queramos tener las restricciones a todos los niveles que esta versión ofrece, siempre tendremos la posibilidad de actualizarlo a una versión superior.

Windows 10 Pro no permite volver a Windows 10 S

En concreto hablamos de que, todos aquellos que los deseen, aún no sabemos a qué coste, podrán actualizar a la versión del sistema Windows 10 Pro con las ventajas en cuanto a prestaciones y usabilidad que el cambio proporcionaría a muchos. Sin embargo, por lo que acabamos de saber, este es un cambio que, antes de llevarse a cabo, habría que pensarlo detenidamente. Decimos esto porque los de Redmond acaban de anunciar que aquellos usuarios de actualicen de Windows 10 S a Pro, ya no podrán volver atrás, es decir que no cabe la posibilidad de realizar el mismo proceso, pero a la inversa.

Windows 10 Pro

Esto es algo que ya ha sido confirmado por Robert Epstein, Director de Marketing de Producto de Windows, que explica que Microsoft no puede proporcionar a los usuarios una forma de llevar a cabo este proceso inverso, ya que Windows 10 S es un sistema operativo que restringe el uso de la Windows Store por temas relacionados con la seguridad, y al actualizar a una versión sin restricciones, se abre una puerta a estos posibles problemas, por lo que ya no habría manera de dar marcha atrás.

Eso sí, si se da el caso, siempre existe la alternativa de usar la imagen de fábrica que normalmente ofrecen los OEM de la versión original de Windows que venía instalada en el equipo adquirido.

Fuente > Softpedia

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo