El sistema de detección de procesadores de Microsoft sigue fallando

Escrito por David Onieva
Actualidad
0

La decisión tomada por Microsoft de bloquear las actualizaciones, tanto de seguridad como el resto, en los PCs que ejecutan Windows 7 o Windows 8.1 con procesadores última generación, no es tan buena idea como la propia firma pensaba en un principio, ya que está dando más problemas de los esperados entre un buen número de usuarios.

Lo que hace esto más problemático de lo que debiera son las rutinas de detección de Microsoft, es decir, aquellas que identifican el procesador de un PC para determinar si las actualizaciones serán bloqueadas o permitidas, ya que están fallando, como se ha podido comprobar en varias ocasiones hasta la fecha. De hecho ya varios usuarios del sistema ha venido informando de que los equipos con procesadores AMD Carrizo se estaban bloqueando a la hora de instalar actualizaciones, aunque eso no debería haber ocurrido de acuerdo con lo estipulado por la propia firma de Redmond.

Esta es una muestra de los fallos que se vienen sucediendo en la identificación de los procesadores, aunque no es la única. En Holanda también se han venido detectando problemas de este mismo tipo en máquinas con procesadores Intel Pentium Dual Core E5400 y Celeron J1900. De hecho incluso hay un reporte de otro usuario que fue bloqueado por Microsoft después de reemplazar su tarjeta gráfica por una Radeon RX480 de AMD.

Microsoft procesadores

Hay que tener en cuenta que a priori los procesadores que deberían ser bloqueados trabajando con Windows 7 y 8.1 son AMD Bristol Ridge, Qualcomm 8996 y los Intel de séptima generación. Sin embargo y en base a los reportes enviados por usuarios en todo el mundo, esto no está siendo así. Cierto es que el número de usuarios que actualizan el procesador de un PC es relativamente pequeño comparado con aquellos que compran un nuevo ordenador, pero todavía es un número considerable y son los más propensos a sufrir errores de este tipo.

La detección de procesadores de Microsoft, falla

El inconveniente más grave viene con los usuarios cuyos PCs están falsamente marcados como procesadores de próxima generación cuando claramente no lo son, ya que no dispondrán de parches de seguridad en sus sistemas, por lo que sus equipos tendrán agujeros de seguridad y estarán abiertos a ciertas vulnerabilidades que podrían haber sido parcheadas por Microsoft. Llegado este caso, ¿quién es el responsable de los posibles daños causados cuando los atacantes logren explotar estas vulnerabilidades en equipos falsamente marcados?

Sea como fuere, lo que queda patente es que el sistema de identificación de procesadores empleado por Microsoft para bloquear las actualizaciones de determinados equipos, está fallando, y en ese momento los únicos perjudicados son los propios usuarios de Windows. Es por ello por lo que la compañía responsable debería tomar cartas en el asunto cuanto antes, ya que de seguir así, un buen número de clientes de sus sistema pueden estar expuestos a diversas vulnerabilidades contra la seguridad de sus datos, todo ello sin razón alguna.

Fuente > Ghacks

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo