Aumentan los problemas al instalar el parche KB4015438 de Windows 10

Los problemas a la hora de instalar actualizaciones en Windows llevan existiendo durante mucho tiempo, sin embargo, estos se han intensificado desde la llegada de Windows 10. Por motivos que ni la propia compañía conoce, mes a mes, muchos usuarios tienen que enfrentarse a todo tipo de problemas a la hora de instalar los parches para el sistema operativo y, esta vez, estos problemas han vuelto a repetirse con la llegada de la nueva actualización acumulativa KB4015438.

Hace algunas horas, Microsoft ha lanzado sus nuevos parches acumulativos para Windows 10: KB4015438. Estos parches no están relacionados con la seguridad a diferencia de los que liberó la compañía la semana pasada, sino que su principal finalidad es corregir fallos en el sistema operativo para hacerlo más estable y fluido.

Esta actualización se instala, igual que las demás, a través de Windows Update aunque, al haber sido considerada como «recomendada» en vez de como «crítica», es posible que tengamos que buscarla manualmente para instalarla desde el menú de «Configuración > Actualizaciones y seguridad > Windows Update«.

Windows Update KB4015438

Esta actualización acumulativa tiene un tamaño de 1 GB para los usuarios de 64 bits y casi la mitad para los de 32 bits. Una vez finalice la instalación de la actualización, Windows nos pedirá reiniciar el ordenador para finalizar la instalación de esta.

¿Qué trae de nuevo el parche KB4015438?

Lo primero que hace esta actualización es instalar en nuestro sistema la build 14393.969 del sistema operativo. Al ser una actualización acumulativa no relacionada con la seguridad, esta se centra en corregir algunos fallos y problemas presentes en el sistema operativo.

Entre otros, dos problemas generados al instalar los últimos parches de seguridad de Microsoft:

  • Un fallo en el codec MPEG-2 que hacía que el reproductor de DVD de Windows dejara de funcionar.
  • Un problema con Switch Embedded Teaming que podía hacer que el sistema dejara de funcionar.

Los problemas con la actualización KB4015438

Microsoft no termina de afinar con sus actualizaciones y, por desgracia, esta vez no ha sido una excepción. Tras empezar a llegar a los usuarios, algunos han empezado a reportar problemas al intentar instalar este parche.

Igual que con los parches de la semana anterior, en algunos equipos, esta actualización está tardando mucho tiempo en instalarse. Algunos usuarios aseguran que la actualización está dando problemas incluso en equipos como una Surface 3 con 4 GB de memoria RAM, donde tarda más de 20 minutos simplemente en empezar. Otros usuarios también reportan problemas indicando que el proceso puede tardar varias horas incluso aunque se instale en unidades SSD.

Aunque parezca que la actualización está bloqueada, finalmente termina por instalarse correctamente, o eso parece. Eso sí, se recomienda tener paciencia y no reiniciar el ordenador hasta que el proceso haya finalizado correctamente.

La parte buena es que, según parece, los problemas que prometía corregir el parche los corrige.

¿Has tenido problemas al instalar el parche acumulativo KB4015438 para Windows 10?