Como evitar que nos cambien la configuración de la barra de tareas en Windows 10

Escrito por Roberto Adeva
Herramientas del Sistema

La barra de tareas es una característica que lleva acompañando al sistema operativo de Microsoft desde hace años y cada vez es más utilizada por todos los usuarios de Windows. Cómo muchas otras características, la barra de tareas es algo que a cada usuario le gusta personalizar y configurar a su gusto, pero en el caso de que se comparta ordenador con otras personas, es probable que todo el esfuerzo por mantener la barra de tareas a su gusto, sea en balde si algún otro usuario decide cambiarlo.

Es cierto que entre las opciones que aparecen en el menú contextual al hacer clic sobre una zona libre de la barra de tareas, podemos encontrar la de bloquear la propia barra, sin embargo, basta con que otro usuario haga lo mismo para que la desbloquee y pueda cambiar su configuración y apariencia fácilmente. Es por eso, que vamos a mostrar cómo podemos evitar que nos cambien la configuración de la barra de tareas en Windows 10.

barra de tareas

Bloque la configuración de la barra de tareas para que nadie la cambie

Dado que no es una opción que ofrezca la última versión del sistema operativo entre su nueva página de Configuración, vamos a tener que ir al registro de Windows 10 para conseguir bloquear el acceso a la configuración y personalización de la barra de tareas. Por lo tanto, antes de nada es conveniente que hagamos una copia de seguridad de los valores del registro por si en algún momento tenemos que recuperarlos. Una vez hecho esto, abrimos el registro de Windows lanzando el comando regedit desde la ventana Ejecutar de Windows 10 y a continuación vamos hasta la ruta HKEY_CURRENT_USER\SOFTWARE\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Policies\Explorer para comprobar si existe un valor dentro de esa clave con el nombre TaskbarLockAll.

Si no es así, entonces tenemos que proceder a crearlo pulsando sobre el panel de la derecha con el botón derecho del ratón y seleccionando la opción Nuevo > Valor DWORD de 32 bits del menú contextual. Lo creamos con el nombre TaskbarLockAll y lo siguiente es asignarle el valor 1 en hexadecimal.

barra de tareas

Una vez hecho esto, ya podemos comprobar cómo al pulsar con el botón derecho del ratón sobre la barra y elegir la opción Configuración, se nos muestra la pantalla de configuración de la barra de tareas con todos los ajustes desactivados para que no se puedan cambiar. Si en algún momento queremos deshacer estos cambios y volver a activar los ajustes de configuración de la barra de tareas en Windows 10, sólo tenemos que seguir el mismo proceso y poner el valor TaskbarLockAll a 0.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo