Conoce qué navegador consume más batería, Chrome, Firefox o Edge

Escrito por David Onieva
Navegadores

Es muy probable que uno de los programas que más uséis hoy en día sean los navegadores web, con los principales desarrolladores de estos como Microsoft, Google o Mozilla tratando de convencernos de que utilicemos sus respectivos software.

Estos tres quizá sean los más populares en la actualidad, cada una de las propuestas con sus pros y sus contras, y entre las guerras que mantienen, está la de intentar lograr una mayor autonomía en aquellos dispositivos donde funcionan de manera habitual. Y es que hay que tener en cuenta que en la actualidad este tipo de programas no solo se usan en sistemas de sobremesa, sino que ya están ampliamente extendidos entre los dispositivos móviles. Sin embargo, en lo que se refiere al que ofrece una mayor autonomía en el equipo en el que esté funcionando, entre Edge, Chrome y Firefox, sólo puede haber un ganador, que es el que vamos a buscar en estas líneas.

Microsoft Edge

Este es el navegador que fue concebido para Windows 10 en buena parte para recuperar parte de la cuota de mercado que la anterior propuesta de Microsoft perdió ante Google Chrome. Aunque está basado en el motor Trident de la misma firma, Edge está esencialmente construido a partir de cero, tomando muy poca cosa de su predecesor, Internet Explorer. Como resultado esta alternativa revitalizó la propuesta de los de Redmond en estas lides con un navegador rápido y fácil de usar, características con las que ha pretendido ganar parte del camino que en su momento perdió Internet Explorer en sus últimos años y en versiones anteriores de Windows. Todavía le queda mucho camino por recorrer, errores que solucionar y aumentar su biblioteca de extensiones, que de momento es minúscula. Pero sin duda este es un navegador que Microsoft está preparando para ocupar el sitio dejado por Internet Explorer.

Navegadores web

De hecho uno de sus principales objetivos es reducir el consumo de energía, algo que intenta de varias maneras. Una forma es limitar la tasa de actualización de las tareas de Javascript, elementos que incluyen analizadores de anuncios, actualizaciones de notificaciones push y animaciones, todo ello ejecutándose aunque la web que lo contiene esté oculta a la vista. Así, al limitar esta velocidad de actualizaciones del script, Edge puede reducir drásticamente el uso de recursos del sistema sin afectar a la experiencia del usuario. Decir que Adobe Flash siempre ha sido uno de los mayores problemas para Internet Explorer, cuyos elementos acumulan una cantidad considerable de recursos tanto de la CPU como en la GPU, de ahí, entre otras razones, su limitación en Edge.

Del mismo modo el rendimiento de la red es también un factor clave para mejorar la duración de las baterías de los dispositivos donde se ejecuta el navegador, por lo que usando nuevos métodos de conexión como TCP Open, las conexiones WiFi, que consumen mucha energía, se apagarán antes, ahorrando así batería en la navegación.

Google Chrome

La propuesta de Google siempre ha tenido la reputación de ser un gran consumidor de recursos del equipo, además lo hace con extrema rapidez. La razón de este «apetito voraz» se debe en gran medida a la forma en que la que maneja cada pestaña. En lugar de agruparlas todas en unos pocos procesos de gran tamaño, Chrome aísla cada elemento en su propio proceso. Así, aislar los procesos también facilita la administración de los recursos, que es la razón principal por la que Chrome ha demostrado consumirlos a tanta velocidad.

A la hora de ahorrar energía, Google ha implementado una gran cantidad de nuevas características en la versión 56 de Chrome, entre las que se encuentra una función de regulación de pestañas. En pocas palabras, Chrome inicializa un grupo de temporizadores que establecen los límites de la cantidad de CPU que se permite utilizar a cada proceso, lo que limita el número de tareas en segundo plano que pueden ejecutarse simultáneamente, lo que ahorra batería del equipo.

Navegadores web

Asimismo, al igual que en Edge, Google reconoció los defectos de consumo de recursos de Adobe Flash, por lo que ahora está favoreciendo el uso del estándar HTML 5, la versión más reciente de HTML, que maneja más eficientemente vídeos y animaciones, migración que también están llevando a cabo muchas plataformas de vídeo como YouTube, por ejemplo.

Mozilla Firefox

El tercero en discordia es Firefox, un navegador web de código abierto desarrollado en 2002 que tenía como objetivo desafiar el dominio de Internet Explorer, por lo que se basó en la seguridad usando estándares dentro de la filosofía del código abierto. En realidad cómo Firefox ahorra energía en el sistema es un poco un misterio. A diferencia de otros, Firefox no aísla sus tareas con sus propios procesos, por lo que todo hace indicar que esta propuesta también tiene un problema con la gestión de la memoria del equipo, aunque parece que esto mejora cuando el sistema de pestañas abiertas está inactivo.

Navegadores web

Quizá el mayor incentivo que tiene Firefox es que es un navegador completamente abierto y además no recopila información del usuario, aunque eso sí, Mozilla recomienda configurar una cuenta personal para que los elementos que usemos pueda sincronizarse en todas las plataformas. Con todo y con ello sin duda se trata de la tercera alternativa más extendida en el mundo de los navegadores de Internet actuales.

Metodología de pruebas

Con el fin de probar el impacto de cada navegador en la vida de la batería de los dispositivos, se ha probado un script que recorre 13 sitios web en los que se mezclan imágenes y texto, tres de ellos son redes sociales con actualizaciones en continuas en tiempo real. Este script visita los mencionados sitios, hace una pausa en cada uno de 60 segundos y registra una marca de tiempo cada 10 segundos. Al final de cada ciclo, los navegadores se cierran y se vuelven a lanzar para simular el cierre y la apertura de múltiples ventanas y pestañas. Del mismo modo se ha realizado una prueba de streaming de vídeo a través de un contenido de YouTube de 1 hora de duración a pantalla completa y a 1080p. Cuando finaliza la reproducción, el navegador se cierra y se vuelve a iniciar, como en el caso anterior. Estos procesos se llevan a cabo hasta que el portátil se apaga.

Además decir que estas pruebas se han realizado en un portátil Dell XPS 15 9560 con panel IPS Touch 4K, CPU Intel Core i7-7700HQ, 16 gigas de RAM DDR4, GPU Nvidia GTX 1050 y una batería de 97Wh. Además el brillo de la pantalla está bloqueado en un 60%, suficiente para uso tanto exterior como interior. En cuanto a las versiones de los navegadores, han sido Chrome 56, Firefox 51.0.1 y Edge 38.143930.0, todos ellos sin extensiones ni complementos instalados.

Todas las pruebas se han iniciado después de que la caché se borre seguido de un apagado completo del sistema y un arranque en frío. La batería se ha cargado a la capacidad máxima antes de cada prueba y todos los programas no críticos y el Bluetooth están deshabilitados. Asimismo todos los controladores están actualizados a su última versión y las pruebas se llevan a cabo a la misma hora y de manera simultánea.

Resultados de los navegadores

Para empezar diremos que en base a las mencionadas pruebas, la batería del equipo con el navegador Edge de Microsoft ganó con una autonomía de 6 horas y 34 minutos, por las 5 horas y 53 minutos de Firefox y las 5 horas y 18 minutos de Chrome. Además la reproducción de vídeo mostró unos resultados similares con Edge por encima del resto con alrededor de una hora de ventaja.

Firefox alcanzó el segundo lugar para la navegación web, sin embargo la sorpresa se produjo en el hecho de que la alternativa de Mozilla se quedó muy por detrás de Chrome y Edge en la prueba de streaming de vídeo, ya que duró tan solo 5 horas y 5 minutos. Todo ello a pesar de que usa HTML 5 desde la versión 40 y tiene soporte completo para todos los códecs de vídeo más recientes, algo un tanto inexplicable.

Navegadores web

A pesar del puesto obtenido, lo cierto es que Chrome ha mejorado mucho en cuanto al consumo de recursos en comparación con las versiones anteriores, pero no fue suficiente para superar a Edge o Firefox. Sin embargo curiosamente su tiempo de reproducción de vídeo fue más largo que su tiempo de navegación web. Esto podría atribuirse al eficiente manejo de los vídeos HTML 5 de YouTube o simplemente que consume menos cuando se ejecuta en una sola pestaña.

En conclusión, Edge no sólo quedó por delante de la competencia en cuanto al ahorro energético, sino que superó a Chrome en torno a un hora tanto en la navegación web como en las pruebas de streaming. Con respecto al segundo puesto de Firefox en la navegación web, quiere decir que está haciendo las cosas bien en este aspecto, y qué decir de Chrome, resultados algo decepcionantes, más si tenemos en cuenta que Google ha declarado una y otra vez que estaba haciendo muchos esfuerzos para aumentar la autonomía de los dispositivos donde corriese su software.

Fuente > CustomPCPreview

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo