Microsoft detalla cómo funciona el “Modo Juego” de Windows 10 Creators Update

Escrito por David Onieva
Actualidad

Casi a diario os hablamos de nuevas funcionalidades y características que, poco a poco, se van haciendo públicas y que hacen referencia directa a la actualización Creators Update para Windows 10 que llegará a nuestras manos el próximo mes.

Una de las que más ha llamado la atención entre un buen número de usuarios, es aquella que se ha denominado como “Modo Juego” y de la que ya os hemos hablado en algunas ocasiones en estas pasadas semanas.

Por medio de esta nueva funcionalidad que encontraremos en la primera de las dos grandes actualizaciones de Windows 10 que veremos este año, Microsoft en un principio pretende impulsar el rendimiento de los juegos en su sistema, aunque hasta ahora la compañía tan solo había proporcionado alguna información básica sobre la forma en que esta nueva función debería funcionar internamente.

Decir que en la Conferencia de Desarrolladores de Juegos, Eric Walston, miembro del Grupo de Tecnología Avanzada de Xbox, ha hablado más en profundidad acerca del “Modo Juego” con el que se quiere proporcionar una experiencia mejorada al usuario a la hora de ejecutar juegos en Windows 10, todo en base al hardware disponible en cada caso. Concretamente afirma que el “Modo Juego” fue diseñado para priorizar el proceso principal de la ejecución del mismo asignando tantos recursos como sea posible. De esta manera tanto la CPU como la GPU del equipo pasarán por una serie de ajustes una vez que esta característica esté habilitada,todo con el objetivo final de que el correcto funcionamiento del software lúdico sea la principal prioridad para el sistema operativo.

Modo Juego Windows 10

Microsoft explica cómo funciona el “Modo Juego” de Windows 10

Así la mayoría de los núcleos de la CPU del ordenador se utilizarán para llevar a cabo la ejecución del juego, mientras que los restantes se encargarán de los procesos vitales para que el sistema operativo siga en funcionamiento. Se pone como ejemplo que en el caso de disponer de un procesador de ocho núcleos, seis de ellos se utilizarán sólo para el juego propiamente dicho. Por lo tanto en esencia, lo que Microsoft está tratando de hacer es utilizar tantos núcleos de la CPU como sea posible para alimentar el juego y que sea lo más fluido posible, todo ello dependiendo de los componentes que cada usuario tenga en su equipo, claro está.

Por otro lado, en el caso de la GPU, el sistema operativo utilizará un método ya implementado, es decir, priorizar la ventana que está activa en ese momento. De ese modo la mayoría de los ciclos de la GPU también serán asignados al juego, mientras que el resto de los procesos en funcionamiento recibirán una cantidad reducida de memoria de la GPU para así aumentar el rendimiento del juego en cuestión.

Fuente > Softpedia

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo