Cómo compartir archivos y carpetas en una red local con Windows

Escrito por Rubén Velasco
Internet

Cuando tenemos que pasar archivos de un ordenador a otro siempre solemos recurrir a las memorias USB ya que, por lo general, son más rápidas y, simplemente, funcionan, evitándonos tener que realizar configuraciones extras para establecer otro tipo de conexiones, por ejemplo, a través de FTP. Sin embargo, si los ordenadores están en la misma red local, es posible aprovechar el protocolo SAMBA, de Microsoft, para compartir directamente archivos entre dos o más ordenadores y no tener que depender así de una memoria USB para dicha tarea.

La conectividad entre equipos ha mejorado y se ha simplificado mucho en los últimos años. Si tenemos dos o más ordenadores con Windows, es muy sencillo compartir una carpeta a través de la red local para que otras personas, previa autenticación, puedan acceder a todos sus contenidos. Además, gracias al “nombre de equipo“, es posible incluso no depender de una dirección IP que, si usamos un DHCP automático, puede cambiar.

A continuación, os vamos a enseñar cómo podemos compartir fácilmente archivos, carpetas y todo tipo de recursos con el resto de ordenadores y dispositivos de nuestra red local.

Cómo compartir una carpeta en nuestra red local para que otros puedan acceder a sus recursos

Dentro de las propiedades de cualquier archivo o carpeta podemos encontrar un apartado dedicado a las opciones para compartir archivos y carpetas en nuestra red local. Para acceder a este menú y poder compartir una carpeta cualquiera, lo único que tenemos que hacer es pulsar con el botón derecho sobre la carpeta que queremos compartir en nuestra red local y abrir el menú de “Propiedades”.

Dentro de esta nueva ventana, elegiremos la pestaña “Compartir” y veremos una ventana similar a la siguiente.

Propiedades y compartir carpeta en red local Windows

En el primer apartado de esta ventana veremos un botón llamado “Compartir”. Lo pulsamos y nos aparecerá un sencillo asistente donde configuraremos las opciones básicas de permisos para compartir el archivo o la carpeta en nuestra red local.

Este asistente es muy sencillo. En la primera ventana que nos aparece, lo único que debemos elegir es con quién queremos compartir el archivo. De esta manera, podemos permitir que un solo usuario pueda acceder a la carpeta (por ejemplo, si es privada), que cualquier usuario del grupo de trabajo pueda entrar o que cualquier usuario pueda sin restricciones.

En la segunda ventana del asistente podremos ver nuestra dirección de red para la nueva carpeta compartida. La apuntamos y listo, ya hemos compartido una carpeta con el resto de usuarios de nuestra red local.

Ahora, desde otro ordenador, lo único que debemos hacer es explorar las unidades de red o, en el explorador de archivos de Windows, introducir la dirección de red que hemos apuntado antes para poder acceder sin problemas a dicho directorio compartido.

Carpetas y recursos compartidos Windows 10

Cómo realizar una configuración avanzada de las carpetas compartidas

Si necesitamos hacer una configuración más avanzada de los permisos de los archivos y carpetas compartidas, desde la ventana “Propiedades > Compartir” podemos acceder al apartado “Uso compartido avanzado” desde el que podemos tener un control mucho más exhaustivo sobre nuestras carpetas compartidas.

Como podemos ver, desde este menú podemos cambiar el nombre del recurso compartido y tener un control sobre el número máximo de usuarios que pueden acceder a dicho recurso, así como una configuración mucho más avanzada de los usuarios, especialmente a nivel administrativo.

¿Sueles compartir tus archivos y carpetas a través de tu red local?

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo