Ejecuta aplicaciones y juegos de Windows en Linux con el nuevo Wine 2.0

Escrito por Rubén Velasco
Actualidad

Wine, acrónimo de “Wine Is Not an Emulator”, es una herramienta que nos permite implementar dentro de un sistema Linux la mayoría de las dependencias de Windows de manera que podamos ejecutar aplicaciones y juegos diseñados para el sistema operativo de Microsoft. Aunque esta herramienta se ha ido actualizado periódicamente, mejorando la compatibilidad con estas aplicaciones, una de las versiones más esperadas por sus usuarios era Wine 2.0 que, tras casi dos meses desde la llegada de la RC1, hace apenas 12 horas ha llegado finalmente a la versión estable.

Tras una larga espera, finalmente ya se encuentra disponible el nuevo Wine 2.0, la nueva versión de esta aplicación que busca llevar a los usuarios la mejor herramienta de compatibilidad para Linux con la que poder ejecutar casi cualquier aplicación desarrollada para Windows en el sistema operativo libre.

A grandes rasgos, las principales novedades que llegan con esta nueva versión de la herramienta de compatibilidad son:

  • Soporte definitivo para GStreamer 1.0.
  • Muchas mejoras de compatibilidad para Direct3D 9 y para Direct3D 11, aunque esta última versión aún no es totalmente funcional.
  • Se ha empezado a implementar Direct3D Command Stream Multi-Threading (D3D CSMT), aunque aún no es funcional.
  • Mejoras en las herramientas de renderizado Shader Model 4 y Shader Model 5.
  • Se ha mejorado el rendimiento GDI.
  • Se ha implementado un soporte inicial para el renderizado DC y Bitmap en Direct2D.
  • Una nueva API resucita el portapapeles de Windows.
  • Se ha mejorado notablemente el funcionamiento con varios juegos antiguos de Windows.

Además, esta nueva versión incluye compatibilidad completa con la suite ofimática Microsoft Office 2013 y la posibilidad de ejecutar aplicaciones de 64 bits. Por último, indicar que se han solucionado un gran número de fallos, errores y problemas, cientos si tomamos como origen Wine 1.8. Podemos ver la lista completa de los más de 6600 cambios implementados en esta nueva versión en la página web principal de WineHQ.

Cómo instalar el nuevo Wine 2.0 en nuestro Linux

Aunque por defecto Wine suele estar incluido en los repositorios oficiales de las principales distribuciones Linux, hasta que estos repositorios se actualicen a la nueva versión pueden pasar algunas semanas, por lo que si queremos instalar cuanto antes esta nueva versión tendremos que hacerlo manualmente ejecutando los siguientes comandos:

  • sudo add-apt-repository ppa:wine/wine-builds
  • sudo apt-get update
  • sudo apt-get install wine-staging

Una vez finalice la instalación, ya tendremos la última versión de Wine instalada en nuestro sistema, lista para ejecutar aplicaciones y juegos de Windows en el sistema operativo libre.

Si configurar Wine nos resulta algo complicado, podemos recurrir a otros asistentes alternativos como CrossOver, enlazado anteriormente, u otras opciones como WinetricksPlayOnLinux, que nos traen en un simple asistente todas las configuraciones necesarias para hacer funcionar cientos de aplicaciones y juegos con esta herramienta.

¿Qué te parece el nuevo Wine 2.0? ¿Crees que en el futuro podremos ejecutar aplicaciones y juegos en Linux con total compatibilidad como si se tratara de un sistema Windows?

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo
  • David

    Cada vez los usuarios de Windows tendrán menos excusas para no migrar de Windows a GNU/Linux a este paso se podrán ejecutar todas aplicaciones de Windows en el, y si hay una aplicación como Photoshop u otra que no tiene versión en GNU/Linux la podrán ejecutar sin demasiado drama.