Evita que el malware haga capturas de pantalla con ScreenWings

Escrito por Rubén Velasco
Software
0

Cuando un pirata informático crea una herramienta maliciosa para robar información sobre sus víctimas, uno de los módulos más comunes es el de captura de pantalla. Con él, el pirata informático toma capturas de pantalla periódicas del sistema de la víctima con el fin de saber en todo momento lo que está haciendo. Para evitar que esto ocurra, es posible desactivar la función de captura de pantalla gracias a una sencilla aplicación llamada ScreenWings.

ScreenWings es una sencilla aplicación gratuita cuya principal finalidad es desactivar la función de captura de pantalla de nuestro sistema operativo de manera que ninguna aplicación pueda tomar dichas capturas. Esta aplicación funciona de forma portable (no necesita instalación) y además no depende de ningún driver ni de ninguna herramienta adicional para funcionar.

A continuación, vamos a ver cómo podemos desactivar la captura de pantalla en nuestro ordenador utilizando esta aplicación.

Cómo desactivar la captura de pantalla en Windows con ScreenWings

Para poder utilizar esta aplicación, lo primero que debemos hacer es descargar la versión más reciente (actualmente la 1.0) desde su página web principal.

Una vez descargada la aplicación la descomprimimos y la ejecutamos (como es portable, no tenemos que instalarla en nuestro sistema operativo). Cuando la ejecutemos veremos una ventana muy minimalista como la siguiente.

ScreenWings

Como podemos ver, el programa no tiene absolutamente nada más que un botón de cerrar y dos o más iconos de monitores en función de los monitores que tengamos conectados a nuestro ordenador.

Podemos desactivar la función de captura de pantalla en cada uno de ellos por separado (por ejemplo, evitando que en uno se pueda capturar y permitiéndolo en otro). Para ello, simplemente hacemos clic sobre el monitor que queremos desactivar y veremos cómo su icono pasa a ser de color gris.

ScreenWings - monitor desactivado

Listo. Ahora, si intentamos tomar una captura de pantalla en el monitor desactivado veremos cómo la pantalla se pone automáticamente en negra, haciendo imposible que, tanto nosotros como cualquier otra aplicación que pueda ser maliciosa (como un troyano, por ejemplo) pueda tomar una captura de pantalla de lo que estamos haciendo.

En caso de querer eliminar la aplicación de nuestro sistema operativo, tan solo debemos cerrarla y eliminar el ejecutable de nuestro disco duro ya que, al no estar instalada, no tenemos un desinstalador propio ni tendremos problemas al eliminarla.

¿Qué te parece esta aplicación? ¿Conoces otras herramientas sencillas para evitar que aplicaciones no autorizadas tomen capturas de pantalla?

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo