El nuevo parche KB3193494 de Windows 10 sigue dando problemas

Windows 10 es el último sistema operativo lanzado por Microsoft que, poco a poco, va ganando cuota de mercado a medida que se acerca el final del exitoso Windows 7. Una de las características de este sistema operativo es su modelo de desarrollo «rolling release» que, mediante una serie de parches acumulativos, los usuarios reciben mes a mes parches que mejoran la estabilidad y el rendimiento (independientemente de los boletines de seguridad) que, además, incluye todos los parches publicados con los últimos parches.

El último parche acumulativo para este sistema operativo es KB3189866, un parche liberado a principios de este mes y que, por desgracia, está generando múltiples problemas en muchos usuarios que lo intentan instalar, quedando las descargas bloqueadas a la mitad e incluso haciendo que el equipo se reinicie y haya que esperar a que todos los cambios se revieran para volver a empezar de nuevo.

Hace algunas horas, Microsoft liberaba un nuevo parche de seguridad para los usuarios de Windows 10, KB3193494, el cual incluye los mismos parches que el boletín anterior, KB3189866, y simplemente busca solucionar los problemas de este boletín a la hora de descargarse e instalarse, o al menos esa era la intención de Microsoft.

El nuevo boletín acumulativo KB3193494 para Windows 10 tiene los mismos o más problemas que KB3189866

A medida que estos boletines han empezado a llegar a los usuarios, por desgracia, han empezado a aparecer los problemas. Tal como podemos leer en la Comunidad de Microsoft, muchos usuarios han empezado a reportar problemas de todo tipo a la hora de instalar este nuevo parche acumulativo.

Algunos usuarios aseguran que, igual que el anterior, la descarga se detiene casi al final y no termina de descargar nunca, aunque se quede el equipo encendido varias horas. Otros, además, aseguran que, tras haberlo descargado, el sistema no ha sido capaz de poder instalarlo y han recibido el error «0x800f0923» para, posteriormente, verse obligados a revertir todos los cambios.

windows update KB3189866

Una vez más, Microsoft ha demostrado que aún no controla estos parches acumulativos y, aunque es comprensible que puedan aparecer errores aislados en la distribución de las actualizaciones (pues cada ordenador es un mundo), que un error afecte de forma masiva a tantos usuarios, incluso por segunda vez, es algo que nos hace pensar en si es mejor instalar los parches del sistema operativo o arriesgarse a utilizarlo sin actualizar, pero sin problemas.

Los usuarios que aún no hayan podido instalar KB3189866 verán cómo en Windows Update les aparece ya el nuevo parche acumulativo KB3193494, sin embargo, los usuarios que sí hayan instalado el anterior parche no verán este nuevo al ser, literalmente, iguales.

¿Has instalado con éxito los parches KB3189866 o KB3193494?

Quizá te interese: