¿Por qué Windows se instala en C en vez de en otras letras como A o B?

Escrito por Rubén Velasco
Curiosidades

Cuando utilizamos un ordenador con Windows, si abrimos la ventana del equipo para acceder a los diferentes discos duros y unidades conectadas al ordenador podremos ver que la primera unidad que nos aparece en la mayoría de los casos en la unidad C, donde se encuentra instalado Windows. A partir de ahí podremos ver cómo el resto de unidades obtienen las letras D, E, etc, sin embargo, ¿qué pasa con las unidades A y B y por qué no las usa Windows para asignarlas al disco donde se instala el sistema operativo?

Para entender el por qué de esta configuración por defecto debemos remontarnos al año 1980, antes de que los discos duros fueran las unidades estándar de almacenamiento y cuando se trabajaba a menudo con diskettes. Estos diskettes estaban disponibles en dos tamaños diferentes: 5 1/4 pulgadas y 3 1/2 pulgadas.

Como la mayoría de los ordenadores tenía dos unidades, una para cada tamaño, las letras A y B estaban reservadas para estas dos lectoras. Cuando llegaron los primeros discos duros, estos se posicionaron como unidades de almacenamiento secundarias, por detrás de los diskettes, por lo que se les asignó la letra C.

A día de hoy, el disco duro se ha convertido en la unidad de almacenamiento principal, sin embargo, para evitar problemas e incompatibilidades, C sigue siendo la primera letra reservada para estas unidades, asignando a partir de ella letras al resto de dispositivos de almacenamiento según han ido abriéndose hueco como sistemas estándar. Por ello, si además de C tenemos dos discos duros, dos lectoras de DVD y una memoria USB, el sistema operativo asignará las letras D y E a los discos duros, F y G a las lectoras DVD y H a la memoria USB, y así respectivamente.

De esa manera, cuando se instala Windows desde cero, la unidad principal del sistema operativo se configura como C, dejando A y B reservadas para las disketeras (si es que tenemos) o simplemente como letras sin asignar, aunque, si lo queremos, podemos cambiar la letra manualmente a cualquier unidad de Windows.

Cómo cambiar la letra de una unidad en Windows

Aunque cuando instalamos Windows el propio sistema operativo asignará a todas las unidades por defecto una letra, podemos cambiarlas y personalizarlas según nuestras necesidades o las configuraciones que tengamos en el sistema.

Para ello no tenemos más que ir al administrador de equipos (pulsando con el botón derecho sobre “Este equipo” y eligiendo la opción de “Administrar” y, en la ventana que nos aparece eligiendo de la izquierda “Administración de discos”.

En la parte inferior veremos todas las unidades y particiones del sistema. Pulsamos sobre la unidad que queramos con el botón derecho y elegimos “Cambiar la letra” para poder elegir la que queramos, incluso las desaparecidas A y B.

Cambiar letra unidad Windows

¿Sabías el por qué de esta curiosidad?

Quizá te interese:

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo

Comentarios

3 comentarios
  1. Anónimo 06 Sep, 16 14:01

    Los que no saben eso son muy jóvenes, jajaja

    0
    1. Anónimo 06 Sep, 16 22:47

      Es verdad, muchas cosas que son obvias para los grandes, los jovenes no tienen ni idea.

      0
  2. Anónimo 07 Sep, 16 8:06

    La vieja guardia presente! Ja, ja, ja
    que recuerdos con esos benditos discos, cuando aveces se usaban como armas ninjas en contra de los compañeros, ja, ja..

    0