Microsoft Edge no será el navegador más usado del mundo en mucho tiempo

Parece que las cosas no funcionan tal y como habían previsto desde Microsoft. Su navegador, Microsoft Edge, el que había llegado para sustituir a Internet Explorer y que estaba predestinado a competir de tú a tú con Chrome no termina de arrancar. Su crecimiento está siendo mucho más lento que el de los navegadores de la competencia, y no tiene pinta de que vaya a cambiar a corto y medio plazo.

Como ya sabréis, los datos de NetMarketShare no son la biblia. Es decir, no tienen por qué ser datos precisos de la cantidad de gente que usa un navegador o un sistema operativo en cada momento. Sin embargo, sí se acercan mucho y nos permiten hacer predicciones gracias a las tendencias que se van acumulando con el paso de los meses.

Pues bien, según los datos del último mes, los de agosto, Microsoft Edge tuvo un incremento del 0,07%, pasando del 5,09% al 5,16% de cuota de mercado en este último mes. Además, hay que tener en cuenta que este ha sido el primer mes después de la gran actualización de Windows 10 Anniversary Update, por lo que ha sido el primer mes que Microsoft Edge se ha completado con las funciones básicas que le faltaban, como por ejemplo las extensiones.

Cuota de mercado de Microsoft Edge

Ni así Edge logrará alcanzar a Chrome

Por otra parte, Google Chrome ha crecido en un solo mes 3,02 puntos, pasando del 50,95% de julio al 53,97% de cuota de mercado en agosto, un crecimiento espectacular. Esto quiere decir que el crecimiento de Microsoft Edge solo afecta a Internet Explorer, y no en su totalidad, ya que el principal navegador de Microsoft ha vuelto a tener otro mes malo, cayendo del 29,6% de julio al 27,38% de agosto. Aun así, sigue en la segunda posición, pero por lo que parece su caída es imparable, aunque por desgracia para los de Redmond, esta caída está beneficiando más a Chrome que a Edge. En tercer lugar sigue Firefox, que se mantiene estable desde hace tiempo, aunque este mes ha tenido una ligera caída. Su cuota de mercado es del 7,69%.

El principal problema de Microsoft Edge es que está encerrado en un único sistema operativo y en una única versión, Windows 10. Microsoft no tiene planes para llevarlo a otras plataformas, por lo que su destino está unido a este sistema operativo. Sin embargo, en Windows 10 también hay mucha competencia, por lo que parece que el nuevo navegador de Microsoft lo tiene realmente crudo.

¿Vosotros lo utilizáis?

Quizá te interese…