Restringe y limita las cuentas de usuario de Windows con FrontFace

Escrito por Luis Torroba
Software

Normalmente cuando tenemos un ordenador que solo usamos nosotros, lo normal es que tengamos configurado el ordenador para tener total libertad a la hora de manejarlo. Otra cosa bien distinta es cuando un ordenador es usado por varias personas. Para eso, lo más conveniente es usar alguna herramienta que nos permita restringir el acceso a algunas zonas, o limitar las cuentas de usuarios. Desde Windows se puede hacer, pero es complicado, por lo que recomendamos utilizar FrontFace Lockdown.

A la hora de configurar un PC para que otros lo utilicen es conveniente restringir el acceso a determinadas áreas, así como limitar las acciones de los usuarios para impedirles ejecutar algunas aplicaciones especiales. Para ello, Windows tiene varias configuraciones de seguridad y de usuario que nos pueden venir bien, pero algunas pueden ser realmente difíciles de encontrar. Por ese motivo, lo mejor es usar una herramienta como FrontFace Lockdown.

Esta herramienta permite acceder a muchas de las configuraciones de seguridad fácilmente, lo que permite restringir en solo unos minutos la cuenta de usuario que queramos. Para ello, FrontFace Lockdown está configurado en tres secciones, inicio y cierre, operación continua y protección y seguridad. Cada una de ellas tiene diferentes casillas que restringen o dan acceso a determinadas acciones y aplicaciones.

FrontFace Lockdown

FrontFace Lockdown es muy fácil de usar

Como hemos dicho, tiene varios apartados que permiten restringir varias funcionalidades de una forma simple. Por ejemplo, podremos utilizar el programa para impedir que un usuario inicie el Administrador de tareas, para que no pueda cambiar entre las diferentes cuentas, para que no pueda cerrar la sesión o apagar el PC o para que no pueda utilizar algunos atajos del teclado.

Si esto no es suficiente, también se puede configurar FrontFace Lockdown para que inicie el ordenador con una cuenta de usuario en concreto de forma automática sin que muestre la pantalla de inicio de sesión, incluso desactivándola por completo para que el usuario no pueda entrar de ninguna manera. También se puede indicar que se inicie un programa en concreto al encender el ordenador e incluso impedir el acceso al Explorador de Windows desde los atajos habituales. Asimismo, con FrontFace Lockdown también es posible apagar, hibernar o reiniciar el ordenador a una hora en concreto cada día.

Sin embargo, es cierto que FrontFace Lockdown no llega a realizar algunas funciones, como ocultar algunas unidades o evitar que los usuarios se metan al editor de registro, debido a algunas políticas de usuario de Windows, que restringen el acceso a las herramientas de este tipo.

De todas formas, se trata de una aplicación bastante útil que se puede utilizar en Windows 7 y versiones posteriores y que además es portable y gratuita. Si queréis, la podéis descargar desde aquí

¿Qué os parece?

Quizá te interese…

Compártelo. ¡Gracias!