La actualización acumulativa KB3176934 de Windows 10 rompe PowerShell

Una de las novedades que llegaron con Windows 10 fueron las actualizaciones acumulativas, un tipo de actualizaciones centradas en solucionar errores y problemas de todo tipo, menos de seguridad, que buscan ofrecer a los usuarios la mejor experiencia posible. A lo largo del día de ayer, Microsoft liberó por sorpresa unos nuevos parches acumulativos para este sistema operativo que, por desgracia, están causando numerosos problemas tanto a la hora de instalarse como una vez instalados.

Independientemente de los usuarios incapaces de instalar estos parches acumulativos en su sistema, los usuarios que sí los hayan instalado se han encontrado con que esta actualización hace que la herramienta administrativa PowerShell deje de funcionar correctamente. Según ha confirmado Microsoft, tras instalar este parche acumulativo se ha eliminado por error un archivo .MOF que hace que la función Desired State Configuration de PowerShell deje de funcionar.

Desired State Configuration, también conocido como DSC, es una característica incluida ya en la versión 4 de PowerShell (la versión actual es la 5) muy utilizada para administrar y configurar todo tipo de servidores basados en Windows. Esta función permite escribir sencillos scripts que automatizan todo tipo de tareas, imprescindible para cualquier administrador tanto de servidores físicos como basados en la nube.

La única solución oficial para los usuarios de PowerShell es desinstalar KB3176934

Microsoft ha confirmado el fallo y ya tiene preparada una actualización que vuelve a hacer funcionar la herramienta correctamente, sin embargo, esta actualización no llegará hasta el próximo 30 de agosto, por lo que si necesitamos hacer uso de DSC la única solución posible es desinstalar el parche acumulativo y volver atrás.

Ya que estamos hablando de PowerShell, si queremos desinstalar esta actualización podemos hacerlo fácilmente ejecutando el siguiente comando en una ventana PS con permisos de administrador:

  • wusa /uninstall /kb:3176934

Windows 10 Anniversary Update, por desgracia, sigue acumulando todo tipo de problemas. Desde su lanzamiento, muchos usuarios han encontrado problemas tanto a la hora de instalar la actualización como después de hacerlo. Numerosas aplicaciones han dejado de funcionar correctamente (por ejemplo, todas las relacionadas con la Webcam debido al «WebcamGate«) y el sistema ha empezado a funcionar lento y con todo tipo de problemas, según la configuración de cada usuario.

Poco a poco Microsoft quiere acabar con estos problemas, sin embargo, aunque el número de afectados sea una minoría, estos problemas son una de las razones por las que muchos usuarios que aún utilizan Windows 7, uno de los mejores sistemas de Microsoft, no se animen a dar el salto a Windows 10, por si acaso.

¿Has encontrado problemas al instalar estos últimos parches acumulativos?

Quizá te interese: