Acusan a Microsoft de seguir obligando a actualizar a Windows 10 con más agresividad

La polémica por la forma en que Microsoft está llevando a cabo su política de actualizaciones no para. Y no tiene que pinta de que pare hasta que llegue el 29 de julio, día en el que acaba el plazo para actualizar a Windows 10 de forma gratuita. Esta vez ha sido un usuario quien ha denunciado que en la nueva ventana para instalar Windows 10 no aparece la opción de cancelar, cosa que ha indignado, con razón, a muchos usuarios.

Si hace poco llegábamos a la conclusión de que ‘Obtener Windows 10’ tiene todas las propiedades de un malware, hoy podemos incluso ir más allá. Un usuario ha denunciado que en las nuevas ventanas que ofrecen instalar Windows 10 se ha eliminado la opción de cancelar la actualización.

Si esto es cierto, Microsoft ha ido demasiado lejos. Como podéis ver en la imagen, las únicas dos opciones que existen cuando salta esta ventana son ‘Instalar Windows 10’ o programar la instalación para más tarde. Nada más. El usuario en cuestión se ha visto indefenso y se ha visto obligado a denunciarlo públicamente para que todo el mundo sepa de lo que es capaz de hacer Microsoft para que Windows 10 siga creciendo.

Windows 10

Microsoft lo niega

Desde Redmond se defienden indicando que ese mensaje sale después de haber hecho clic en el aviso de instalación de Windows 10 y después de haber aceptado el EULA (licencia de software). “El artículo es inexacto. La actualización a Windows 10 es una opción diseñada para ayudar a la gente a conseguir una versión de Windows más segura y más productiva. Los usuarios reciben varias notificaciones para aceptar la actualización, y pueden reprogramar o cancelar la actualización si así lo desean”, ha indicado un portavoz en ZDNet.

De todas formas, aunque aparezca después de hacer aceptado el EULA, después de hacer clic en el aviso de actualización o automáticamente, no se puede decir que Microsoft esté jugando limpio. Siempre hay que dar la opción al usuario de cancelar cualquier proceso en cualquier momento. Y más si tenemos en cuenta que Windows es el sistema operativo más usado del mundo, por lo que lo utilizan tanto expertos informáticos como usuarios con pocos conocimientos que muchas veces pinchan en las notificaciones sin mirar.

Microsoft debe cambiar su forma de actualizar a Windows 10, aunque creemos que ya es demasiado tarde. A partir del 29 de julio los usuarios que quieran actualizar tendrán que pasar por caja, por lo que no podrán instalar el nuevo sistema operativo de una manera tan rápida. Aunque bueno, viendo como han actuado hasta ahora, desde Softzone queremos recomendar que, aquellos que tengan servicios contratados con Microsoft, y que por lo tanto hayan dado sus datos bancarios o tarjetas, sigan teniendo cuidado si no se quieren llevar una sorpresa.

¿Qué opináis?

Quizá te interese…