Ya está aquí Vivaldi 1.0, la versión final del nuevo navegador

Escrito por Luis Torroba
Navegadores
0

Más de un año después del lanzamiento de las primeras versiones de prueba, Vivaldi 1.0 ya está disponible para todo aquel que quiera probarlo. La versión final del llamado navegador para usuarios avanzados ha llegado para convertirse en un software contracultural, o al menos es lo que intenta parecer, habida cuenta de que su creador, ex CEO de Opera, ha renegado del camino tomado por su antigua empresa.

Ya os hablamos de él a principios del año pasado, cuando ya se podían descargar versiones beta de Vivaldi, y ya en aquellos tiempos querían avanzar hacia un navegador muy personalizable, en donde cualquier usuario se sintiera a gusto ya que según ellos, es el propio Vivaldi el que se adapta al usuario y no al revés.

Una de sus características principales es que los atajos y gestos del ratón son personalizables, ofreciendo miles y miles de posibilidades a los usuarios para que elijan con cuál de ellas están más a gusto. Pero la personalización no acaba aquí, ya que prácticamente todo lo que ofrece Vivaldi 1.0 es cambiable en función del gusto del usuario.

Vivaldi 1.0, perfecto para usuarios avanzados

El navegador utiliza el motor Blink y está basado en Chromium, por lo que todas las extensiones de Chrome son perfectamente compatibles con Vivaldi. De esta manera los usuarios no sufrirán la tiranía del navegador de Google, con tantas extensiones que quien quiere competir con él tiene que, obligatoriamente, adaptarse a ellas o morir en el intento. Y si no que se lo pregunten a Edge.

Vivaldi 1.0 es la versión final de este nuevo navegador, por lo que es totalmente estable y está perfectamente preparada para cualquier persona que quiera probarlo. Sin embargo, al ser la primera versión, es cierto que aún le faltan algunas cosas que irán implementando con el paso del tiempo. Por ejemplo, le falta un cliente de correo electrónico, algo que esperan incluir en siguientes versiones, ya que no les ha dado tiempo a lanzar uno realmente estable en esta primera versión. Además, tampoco se puede todavía sincronizar marcadores ni extensiones, así como tampoco la configuración desde otros navegadores, otra de las cosas realmente importantes para obtener la confianza de los usuarios, que no quieren tener que empezar de cero cada vez que se lanza un nuevo navegador.

Pero lo mejor para saber cómo es Vivaldi 1.0 es probarlo, por lo que os animamos a que lo descarguéis desde aquí y lo probéis. Por supuesto estaremos encantados de que nos comentéis vuestra experiencia.

Quizá te interese…

Fuente > Vivaldi

Compártelo. ¡Gracias!