Ahorra tinta en tu impresora imprimiendo con estas fuentes

Escrito por Rubén Velasco
Curiosidades

La tinta para impresora es, probablemente, el líquido más caro que podemos encontrar. A la hora de cambiar los cartuchos, si compramos originales, lo más probable es que no bajemos de los 20 euros por el negro o 50 si compramos negro y de color. Siempre buscamos diferentes formas de gastar la menor tinta posible, sin embargo, muchas veces pasamos por alto las razones más simples y sencillas, por ejemplo, cambiar la fuente de nuestro documento.

Independientemente del tamaño de letra que configuremos, no todas las fuentes consumen la misma cantidad de tinta. Arial, por ejemplo, es una de las que más tinta gasta, especialmente cuando imprimimos bastante a menudo. Es posible ahorrar tinta, incluso más de la que pensamos, simplemente cambiando la fuente de nuestro documento por otras muy similares pero que, en realidad, su estructura hace que el nivel de tinta necesaria para imprimirlas sea mucho menor.

Times New Roman, por ejemplo, es una de las fuentes que menos tinta consume a la hora de imprimir largos documentos. Calibri y Century Gothic también son otras fuentes consideradas “de bajo consumo” que nos permiten imprimir más gastando menos tinta que su alternativa, Arial.

Los responsables de Consumer Reports aseguran que un cartucho con una fuente Arial se ha gastado en torno a un 27% más rápido que uno que ha impreso con Times New Roman o Calibri. Aunque la diferencia entre ambas fuentes es solo estética, su propia constitución hace que sea necesaria menos tinta para mostrar cada carácter, pudiendo así imprimir más páginas con la misma cantidad de tinta.

Diferentes fuentes para ahorrar tinta

Otra fuente de bajo consumo de tinta es Austin, aunque para poder utilizarla debemos pagar una licencia de 20 dólares, un precio elevado, aunque en poco tiempo lo amortizaremos en tinta si solemos imprimir bastante a menudo. Ecofont, por otro lado, nos permite ahorrar tinta dejando pequeños espacios en blanco dentro de las letras, algo inapreciable a simple vista pero sí visible en la vida útil de los cartuchos.

Otros consejos para ahorrar tinta al imprimir además de utilizar fuentes económicas

Además de utilizar las fuentes que hemos mencionado antes, también podemos ahorrar tinta a la hora de imprimir documentos utilizando distintos trucos, por ejemplo:

  • Imprimir siempre los documentos en blanco y negro.
  • Analizar el texto y eliminar todo aquello irrelevante (muy común cuando copiamos desde páginas web)
  • Actualizar el firmware de la impresora.
  • Configurar la impresión en modo borrador ya que, además de tardar menos en imprimir, utiliza mucha menos tinta.

La tinta es, probablemente, el líquido más caro. Aunque podemos ahorrarnos dinero comprando cartuchos compatibles, incluso el precio de estos es bastante elevado, por lo que cualquier gota de tinta que podamos ahorrarnos al imprimir documentos será de agradecer.

¿Sueles utilizar fuentes económicas para imprimir tus documentos y ahorrar tinta?

Quizá te interese:

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo

Comentarios

2 comentarios
    1. Anónimo 16 Mar, 16 22:41

      Muchas rgacias buena persona! 🙂

      0