Microsoft no cambiará sus planes de recopilación de datos en Windows 10

Windows 10 es el nuevo sistema operativo de Microsoft. Independientemente de las mejoras y novedades de este sistema operativo (que no son pocas), una de las características más criticadas es la recopilación de los datos de los usuarios por parte de Microsoft. Este nuevo sistema operativo envía constantemente, incluso aunque se desactive desde las opciones de privacidad, una gran cantidad de datos de telemetría sobre el uso, el funcionamiento y los posibles problemas del sistema operativo, algo que no gusta a los usuarios y que está generando una gran cantidad de quejas y críticas por parte de la comunidad.

La semana pasada se han podido leer rumores, todos falsos, sobre que Microsoft tenía planes de cambiar su programa de recopilación de datos en Windows 10, permitiendo al usuario tener un mayor control sobre su privacidad y, a la vez, reduciendo la información de los usuarios que se enviaba por defecto.

Hace algunas horas, Microsoft ha negado dichos rumores y asegura que no tienen intenciones de reducir la cantidad de información que recoge con su nuevo sistema operativo ni de permitir a los usuarios un control más exhaustivo sobre estos datos, aunque sí que ha dado una explicación sobre por qué lo hace y por qué no tiene planes de cambiar su programa de recopilación de datos.

Privacidad en Windows 10

Microsoft asegura que Windows 10 solo recopila información crítica, nunca datos personales

Terry Myerson, jefe del grupo de Windows, ha salido una vez más a la defensa de las acusaciones por violación de privacidad. En esta ocasión, el responsable ha explicado que los usuarios tienen siempre el control sobre sus opciones de privacidad, pero que, pese a ello, cierta información genérica sobre el sistema operativo debe recogerse con fines de telemetría y mejora. Entre los datos que se envían a la compañía caben destacar todo tipo de errores de aplicaciones e informes internos del sistema operativo, información necesaria para poder seguir mejorando Windows 10 y solucionar de la forma más eficiente posible todos los problemas que puedan aparecer.

Pese a que no se envía ningún tipo de dato personal sobre el usuario, toda la información viaja entre el ordenador y la compañía de forma cifrada, y se almacena de forma segura en los propios servidores, lejos del alcance de cualquier usuario no autorizado. La compañía también asegura que los datos que se envían son siempre anónimos, ya que toman medidas para evitar que dichos datos puedan identificar al usuario, por ejemplo, borrando nombres de usuario, el ID de la cuenta y los correos electrónicos.

Una explicación coherente y comprensible por parte de Microsoft. Pese a ello, recordamos que al día se establecen más de 5000 conexiones inexplicables con los servidores de la compañía, pese a desactivar todas las opciones de privacidad y utilizar programas de terceros para bloquear las conexiones. Un número excesivo de conexiones que, de momento, no han sido explicadas ni se sabe qué tipo de información comparten.

¿Crees que, de verdad, Microsoft no recopila información personal sobre los usuarios de Windows 10?

Quizá te interese: