Google lucha contra los botones de descarga falsos de la web

Escrito por Luis Torroba
Navegadores

En Mountain View se están tomando muy en serio últimamente la seguridad en internet y es normal. Google vive de ello, de que la gente acceda a determinados servicios desde la web y los engaños continuos a los que nos enfrentamos los usuarios no le gustan mucho, ya que a la larga hacen desconfiar de todo lo que se pueda encontrar en la red de redes. Por este motivo ha decidido tomarse la justicia por su mano y luchar contra los botones de descarga falsos desde su navegador.

Hace unos meses, en noviembre concretamente, Google anunció la llegada de lo que ellos llamaron ‘Safe Browsing’, la navegación segura. Era un programa compuesto por el grupo de seguridad de Google que intentaría luchar contra los ataques de ingeniería social. A lo que se refieren cuando hablan de ataques de ingeniería social es a esas tácticas que tratan de engañar al usuario para hacer algo que es peligroso para el mismo. Ejemplos de este tipo en la web hay muchos, pero la mayoría tienen que ver con la instalación de software no deseado o la revelación de información personal, como contraseñas o números de tarjetas de crédito.

Pues bien, aunque desde noviembre Google vienen luchando contra este tipo de prácticas, ahora quieren ir más allá y centrarse en los botones de descarga falsos.

Aviso de Google

Google nos avisará de estos botones

Según ha anunciado en su blog de seguridad online Google quiere luchar contra los botones que “pretendan actuar, hacerse ver o hacerse sentir como una entidad de confianza, como el propio dispositivo o el navegador, o la propia página web”. También avisará cuando uno de estos botones trate de engañar al usuario “para que haga algo que sólo haría con una entidad de confianza, como compartir una contraseña o llamar al servicio técnico”.

De esta manera Google quiere que no haya más anuncios engañosos que puedan poner en peligro nuestra seguridad. Y es de agradecer que desde Mountain View se preocupen por hacer de la web un sitio más seguro. Eso sí, esto puede a veces producir malentendidos que echen por tierra el prestigio de una página. Por eso, si por lo que sea Google acusa a una web sin motivo alguno, los dueños del site pueden visitar la página de Google sobre ingeniería social y allí pedir explicaciones y, si es el caso, solicitar que retiren sus avisos del dominio.

Quizá te interese…

Compártelo. ¡Gracias!