Windows Defender sigue mejorando respecto a la competencia

El antivirus de Microsoft nunca ha sido tomado en serio por los que de verdad se preocupaban de la seguridad en sus ordenadores. De hecho, los de Redmond reconocieron en el pasado que Windows Defender solo proporcionaba protección de base, y que por tanto, no garantizaba la seguridad de todo el equipo. Pero parece que esto está cambiando. De hecho, desde este año la mejora de Windows Defender ha sido sustancial, pudiendo competir de verdad con sus rivales.

Un estudio realizado por AV-Test Institute afirma lo que hasta ahora era impensable para muchos. Que Windows Defender es capaz de ofrecer resultados muy parecidos a los de la competencia en lo que respecta a la seguridad del ordenador. Para llegar a esta conclusión han analizado los antivirus más importantes del mercado, entre los que se encuentran Avast, AVG, BitDefender, Kaspersky, Norton, Trend Micro y Panda.

El AV-Test Institute ha realizado una clasificación de 20 antivirus teniendo en cuenta tres indicadores: La protección contra amenazas, el rendimiento del sistema (en el que se mide la velocidad o la ralentización del sistema al utilizar el antivirus) y su usabilidad (que se refiere tanto a sus facilidad de uso como a los falsos positivos).

Windows Defender

Windows Defender ya sale bien parado

Cada uno de estos indicadores aporta 6 puntos a cada antivirus. Esto quiere decir que la puntuación máxima que se puede conseguir es de 18 puntos. Pues bien, hace unos años Windows Defender se quedaba en 9,5 puntos o, como máximo, en 11,5 si se medía la protección de Windows 8. Si tenemos en cuenta que para obtener la certificación había que superar los 10 puntos, las notas de Windows Defender no eran excesivamente buenas. Más bien mediocres.

Sin embargo, en las últimas pruebas realizadas por el AV-Test Institute, Windows Defender ha sacado una puntuación de 15,5 puntos en Windows 8 y una puntuación de 14 puntos tanto en Windows 10 como en Windows 7, lo que supone que supera a varios competidores directos. De hecho, en Windows 8 se sitúa como el décimo mejor antivirus de los 20 estudiados, superando a Comodo y ThreatTrack e igualando a ESET.

Así que, analizando estos resultados, se puede decir que Windows Defender ya es un antivirus del que nos podemos fiar a la hora de proteger nuestro ordenador. Sin embargo, quizá por experiencias anteriores y por las propias declaraciones que ha hecho Microsoft al respecto en el pasado, personalmente todavía tengo mis dudas de que pueda dar el nivel que ofrecen otros antivirus del mercado.

¿Vosotros os fiais de Windows Defender?

Quizá te interese…