Windows 10 ya es una descarga recomendada en Windows Update

Llevamos meses viendo como Microsoft intenta que cada vez más y más gente actualice su equipo a Windows 10, su nuevo sistema operativo. Entendíamos, como así creía mucha gente, que esta estrategia de Microsoft era demasiado agresiva, ya que ofrecía la descarga de manera opcional de forma gratuita a todos los usuarios de Windows 7 y Windows 8.1. Pues bien, actualmente ya es una descarga recomendada, es decir, apuesta por una estrategia todavía más agresiva que la anterior.

Ha sido un post publicado en  quien ha descubierto la nueva forma de actuar de Microsoft con respecto a Windows 10. Un usuario ha descubierto que el nuevo sistema operativo de Microsoft ya aparece como una instalación recomendada en Windows Update, poniéndolo prácticamente al nivel de las actualizaciones de seguridad.

Lo que quiere Microsoft, obviamente, es que cada vez más personas se instalen Windows 10, y poniendo la instalación como recomendada, el usuario apenas tiene que hacer clic en ella para que se instale, poco más. Es decir, si no queréis tener Windows 10 en vuestros ordenadores, tendréis que tener bastante cuidado a partir de ahora.

 Windows 10

Microsoft ya lo anunció el año pasado

“A principios del año que viene se espera que se produzca una re-categorización de Windows 10 para que sea una actualización recomendada. Dependiendo de la configuración de Windows Update, esto puede hacer que el proceso de actualización se inicie automáticamente en su dispositivo”. Esto es lo que dijo Terry Myerson, el jefe del grupo de sistemas operativos de Microsoft en octubre de 2015.

Obviamente esto significa que ya habían programado realizar una estrategia más agresiva a medida que pasara el tiempo y se acercara la fecha del fin de la actualización gratuita. No quieren que nadie se quede sin la oportunidad de haber estado a un simple clic de distancia de Windows 10, ya que como bien dice Myerson, es bastante probable que el proceso de descarga se inicie y solo haya que dar a ‘Continuar’ para que todo un sistema operativo se instale en el ordenador, algo realmente impensable hace unos años.

También es verdad que Microsoft ofrece la posibilidad de volver de forma sencilla al anterior sistema operativo en los 30 primeros días, pero esta opción sí que requiere perder un poco de tiempo en llevarlo a cabo, y no es justo que se obligue a los usuarios a ello solo porque hayan hecho clic sin querer en un botón.

Si, igual estamos siendo un poco exagerados, pero es algo que puede pasar perfectamente y que Microsoft debería tener en cuenta. No debe obligar a nadie a actualizar a su nuevo sistema operativo cuando ellos ya han pagado la licencia de uno y están contentos con él.

Formas de bloquear la actualización a Windows 10

¿Qué pensáis de esta nueva estrategia de Microsoft?

Quizá te interese…