Microsoft mejora la seguridad de Internet Explorer 11

Escrito por Luis Torroba
Navegadores

Los navegadores son la puerta de entrada de la mayoría del malware que entra en nuestros ordenadores y es primordial ofrecer una buena barrea de seguridad que impida, o al menos complique, la entrada de este tipo de software malicioso. Por ese motivo es una muy buena idea que Microsoft implemente en Internet Explorer 11 una de las nueva mejoras de seguridad que ofrece Microsoft Edge, el navegador de Windows 10.

Las técnicas de inyección consisten en modificar los parámetros del sistema, muchas veces del propio navegador, para que mientras el usuario no se de cuenta, ya que visualmente no cambia nada, el tráfico sea redirigido a través de servidores de terceros, recopilando información del usuario y vendiéndola sin el consentimiento de este. Además, este tipo de malware que utiliza las técnicas de inyección suele también implementar publicidad agresiva en el propio navegador que suele ser bastante molesta.

El ejemplo perfecto de este tipo de malware suele ser el adware. Es un tipo de software con fines exclusivamente publicitarios que termina por recargar de información el navegador, además de modificar ciertos parámetros como la configuración del proxy, el buscador o la página de inicio. Obviamente el adware no se presenta como tal, sino que viene en algunos programas gratuitos que descargamos desde la web.

Internet Explorer 11

Microsoft implementa el mismo sistema en Internet Explorer 11

Desde octubre de 2015 Microsoft Edge tiene una función que protege la configuración de Edge. Así, ningún tipo de software es capaz de modificar ningún parámetro sin que el usuario dé su autorización y sin que utilicen librerías DLL firmadas y permitidas por Microsoft. Además, tampoco permite que un usuario no autorizado pueda cambiar esos parámetros.

Pues bien, esta nueva funcionalidad, que protegerá a los usuarios de Edge de la gran mayoría de software malicioso que utilice técnicas de inyección, también llegará a los usuarios de Internet Explorer 11. Eso sí, única y exclusivamente a los usuarios de Windows 10 que sigan utilizando el anterior navegador de Microsoft. Los usuarios de Internet Explorer 11 que usen Windows 7 o Windows 8.1 no podrán acceder a esta nueva funcionalidad, en una muestra más de la presión que ejercen desde Redmond para conseguir que la gran mayoría de usuarios se instale Windows 10.

De todas formas, es un paso más por parte de Microsoft para dar el poder de decisión al usuario. Hay que tener en cuenta que no solo el malware cambia la configuración de los parámetros sin nuestro permiso, también algunos programas, como por ejemplo los antivirus, cambian ciertos parámetros prometiendo más seguridad pero consiguiendo beneficiarse económicamente colando algún tipo de anuncio en el sistema u obteniendo información privada.

¿Qué os parece esta iniciativa de los de Redmond? ¿La veis útil o llega bastante tarde a los usuarios de Internet Explorer?

Fuente: RedesZone.

Quizá te interese…

Compártelo. ¡Gracias!