Cómo agregar o eliminar manualmente redes WiFi en OS X

Escrito por Luis Torroba
Mac
0

Cuando nos conectamos a una red WiFi desde un Mac, esta se queda guardada automáticamente, junto con la contraseña. De esta manera, una vez que la tengamos otra vez a nuestro alcance el propio sistema la reconocerá y se conectará inmediatamente. Esto tiene su lado positivo, ya que no tenemos que estar accediendo todas las veces, pero también tiene su lado negativo.

La parte mala de tener guardadas todas las redes WiFi por la que vamos pasando es que es posible que alguna vez el propio ordenador se conecte a una que no queramos, aunque esta señal sea débil. Y es bastante probable que tardemos en darnos cuenta del motivo de la lentitud a la hora de navegar por internet. Puede ser realmente frustrante.

Por esto siempre viene bien, de vez en cuando, hacer una limpia general de redes WiFi que no solamos utilizar. Para ello tendremos que ir primero al icono de ‘Preferencias de red’ y allí, en la ventana que se nos abre, pinchar en ‘Opciones avanzadas’.

Redes WiFi

Simplemente eliminar o agregar

Haciendo clic en ‘Opciones avanzadas’ se nos abrirá una ventana con todas las redes WiFi a las que tenemos acceso. Si son muchas es que es necesario hacer una verdadera limpia de todas ellas y quedarnos con las que normalmente utilicemos. Para ello, basta con seleccionar una de ellas y pulsar en el símbolo ‘-’. Se abrirá otra ventana que nos preguntará si de verdad queremos eliminar esta red WiFi. Basta con contestar que sí y listo. Además, si queremos eliminar varias a la vez solo hay que dejar pulsada la tecla ‘comando’ y elegir aquellas que queremos eliminar de una tacada.

Para agregar una red Wifi, el proceso también es bastante sencillo. Simplemente hay que pulsar en el símbolo ‘+’ y poner toda la información necesaria. Es decir, el nombre de la red, que el sistema la busque y la contraseña, en el caso de que tenga algún tipo de barrera de seguridad. Una vez hecho esto la red WiFi se quedará automáticamente guardada hasta que la eliminemos para que no tengamos que volver a buscarla.

Asimismo, si no queremos eliminar las redes WiFi tenemos la opción de colocarlas en el orden que se prefiera. Simplemente tenemos que arrastrarlas. De esta manera, las redes en las que confiemos más, o que tengan mejor señal, las podremos poner por encima de las débiles. Así, el sistema se conectará primero a las mejores que estén disponibles.

Quizá te interese…

Compártelo. ¡Gracias!