Los fabricantes dejarán de vender PCs con Windows 7 el año que viene

Escrito por Luis Torroba
Windows 7
0

Microsoft ya ha dejado bien claro a los fabricantes de ordenadores que el 31 de octubre de 2016 es el último día que pueden vender equipos con Windows instalado. A partir de esta fecha, todos serán Windows 10, sin excepción. Así, los ordenadores con Windows 8.1 también dejarán de ser vendidos. En Redmond no quieren que haya competencia interna entre sus sistemas operativos.

Normalmente, Microsoft da dos años a los fabricantes para que dejen de vender el sistema operativo anterior. Es decir, estos solo pueden vender ordenadores con un sistema operativo antiguo durante dos años desde que ha salido la última versión. Si nos atenemos a esto, Windows 7 debería de haber dejado de venderse el 26 de octubre de 2014.

Pero claro, el fracaso absoluto de Windows 8 obligó a los de Redmond a hacer una excepción y dejar a los fabricantes seguir vendiendo ordenadores con Windows 7 preinstalado. Les advirtió que un año antes del fin de la extensión serían avisados. Pues bien, ese día ha llegado y el último día en el que podremos comprar un ordenador con Windows 7 será el 31 de octubre de 2016. Así que, si estáis interesados en comprar PCs con el sistema operativo mejor valorado de la historia, os tenéis que dar prisa.

Fin de las ventas de los diferentes SO

Los usuarios podrán seguir actualizando gratis a Windows 10

Se da la curiosidad que los fabricantes dejarán de vender ordenadores con Windows 8 antes que con Windows 7 en una muestra más del desastre de aquel sistema operativo. El 30 de junio del año que viene no veremos más ordenadores con Windows 8. Aunque eso sí, Windows 8.1 tendrá la misma vida que Windows 7 y se dejarán de vender el mismo día que estos últimos.

De todas formas, como es lógico, Microsoft no va a dejar de intentar que sus usuarios se actualicen al último sistema operativo de la compañía. Estos ordenadores con Windows 7 y con Windows 8.1 vendrán con la posibilidad de descargarse Windows 10 de forma gratuita al igual que todos los usuarios con estos sistemas operativos. De todas formas, si un usuario se compra un ordenador con Windows 7 en 2016, quizá no tenga muchas ganas de cambiarse a Windows 10, al menos a corto plazo.

Eso sí, por mucho que se alarguen los plazos para comprar un ordenador con Windows 7, el ciclo de vida del soporte sigue igual. Los usuarios tendrán soporte extendido hasta el 14 de enero de 2020. A partir de ese día, no recibirán más actualizaciones.

Fuente: ZDNet.

Quizá te interese…

Compártelo. ¡Gracias!