La próxima gran actualización de Windows 10 llegará en noviembre

Escrito por Luis Torroba
Actualidad

Estos últimos meses hemos visto como Microsoft tiene una cadencia de actualización verdaderamente notable, sobre todo en lo que se refiere a sus versiones para insiders. Pues bien, al fin en noviembre llegarán las primeras novedades a la versión final de Windows 10. Con el nombre en clave Threshold 2 esta nueva versión vendrá con nuevas funcionalidades muy esperadas.

Según algunas informaciones, esta nueva versión de Windows 10 llegará a todos los usuarios en la primera semana de noviembre, más concretamente el día 2, por lo que no tendremos que esperar mucho para ello. Obviamente no llegará con el nombre Threshold 2, sino que presumiblemente se dará a conocer con el número de versión 1511, en la que 15 se refiere al año y 11 al número de mes en el que llega.

En cuanto llegue la actualización podrá ser descargada, aunque seguramente si tenéis activadas las actualizaciones automáticas esta se descargue sin que os deis cuenta. Además, si actualizáis a Windows 10 después de esa fecha, se instalará directamente esta última actualización, simplificando todo el proceso.

Windows 10

Novedades

Varias de las novedades que podremos ver en esta nueva actualización ya se esperaban en la primera versión de Windows 10, pero no llegaron a tiempo. Por ejemplo, tendremos una serie de correcciones y cambios en la interfaz de usuario, como barras de titulo de colores en las aplicaciones de escritorio, menús contextuales mejorados y una columna adicional de Lives Tiles en el menú Inicio. Además, también llegará una actualización de Skype para convertirlo en el programa por defecto de mensajería instantánea y videollamadas. Es decir, ya no será una aplicación más, sino que se quedará incrustado para siempre en Windows 10.

Y gracias a eso, Cortana incluirá en su lista la posibilidad de enviar mensajes de texto a través de Skype si tenemos un dispositivo móvil de Windows 10, tal y como os contamos ayer. Skype se convertirá en la plataforma de comunicación de Windows 10, algo que ya era de dominio público pero que todavía no se había consumado.

En cuanto a Edge, para poder ver algo nuevo del navegador de Windows tendremos que esperar al próximo año. Las esperadas extensiones no llegarán con esta actualización, algo que vuelve a debilitar el poder de atracción de Edge, ya que le siguen faltando demasiadas cosas como para convertirse en una verdadera opción de trabajo. Estaremos atentos para ver si en la próxima gran actualización al fin conseguimos probar el navegador que todos esperamos.

Quizá te interese…

Compártelo. ¡Gracias!