Mozilla no está contenta con los valores predeterminados del navegador en Windows 10

Con Windows 10 llega también Edge, el nuevo navegador de Microsoft. Pues bien, Mozilla no ha tardado nada en quejarse de la dificultad del nuevo sistema operativo para cambiar de navegador predeterminado. Según la compañía que ha creado Firefox, en Windows 10 es bastante más difícil elegir otro navegador que no sea el propio Edge.

El CEO de Mozilla ha enviado una carta a Microsoft para quejarse de la forma de actualizar que han diseñado para Windows 10, ya que el usuario tiene que volver a elegir algunos valores que ya tenía predeterminados de antemano, como el navegador. “Cuando vimos por primera vez la actualización de Windows 10, que despoja a los usuarios de su elección reemplazando las preferencias de usuario existentes para el navegador Web y otras aplicaciones, intentamos hablar con ellos sobre este tema. Por desgracia, no llegamos a ningún acuerdo y por eso escribo esta carta”.

Desde Mozilla se quejan de que Microsoft ha complicado las cosas, sobre todo a la hora d elegir el navegador por defecto que queremos tener en nuestro sistema operativo. “Ahora hay que hacer más del doble de clics de ratón, desplazarse por los ajustes y reafirmar las elecciones que se habían hecho previamente en las versiones anteriores de Windows. Es confuso, difícil de navegar y es fácil perderse”.

Tienen parte de razón

Es cierto que con Windows 10 ya no basta con abrir nuestro navegador favorito y hacer clic en “Usar Firefox como navegador predeterminado«, por ejemplo. Ahora, el botón de elección de navegador abrirá la configuración de Windows 10 y es ahí donde debemos elegir qué navegador queremos usar. Tal y como se ve en el vídeo y en la guía que han creado en Mozilla, no es muy dificil cambiar de navegador predeterminado, pero es cierto que desde Microsoft han complicado las cosas.

Microsoft mientras tanto defiende su actuación, tal y como han declarado a TechCrunch: “Hemos diseñado Windows 10 para proporcionar una experiencia de actualización sencilla para los usuarios y una experiencia parecida a la de versiones pasadas tras la actualización. Durante la actualización, los consumidores tienen la opción de establecer valores predeterminados, incluyendo la navegación web. Tras la actualización, pueden elegir el navegador por defecto que quieran. Al igual que con todos los aspectos del producto, hemos diseñado Windows 10 como un servicio; si aprendemos de la experiencia de usuario que hay mejores formas de hacer las cosas, las haremos”.

¿Qué pensáis, creéis que ha sido un movimiento realizado a mala fe por parte de Microsoft?

Quizá te interese…