Dmail, el servicio definitivo para destruir los correos enviados

Escrito por Luis Torroba
Correo
1

Sí, alguna vez te ha pasado. Posiblemente no muchas veces pero alguna vez sí que has enviado un correo del que te has arrepentido. Pues bien, ahora será posible eliminar esos correos enviados para que el destinatario no los tenga disponibles si tú no quieres. Eso sí, si lo ha leído obviamente ya no hay nada que hacer.

Outlook y Gmail tiene servicios parecidos aunque dejan mucho que desear. En Outlook por ejemplo se pueden revocar envíos de correo electrónico a través de la plataforma Exchange, pero solo funciona con direcciones de la misma organización. Y también Gmail tiene un servicio similar, impidiendo que llegue un correo electrónico si nos arrepentimos a los 30 segundos como mucho. Es decir, una vez pasado ese tiempo, el mensaje se ha enviado y estará en la bandeja de entrada del destinatario hasta que este quiera.

Pues bien, Dmail es una extensión de Chrome que permitirá, en cualquier momento, eliminar el correo electrónico de la bandeja de entrada del destinatario. Además, este servicio se podrá utilizar con cualquier destinatario, sea del servicio que sea y tenga la extensión o no.

Dmail

Cómo funciona

Simplemente hay que descargarse la extensión pinchando aquí. Una vez hecho esto, al enviar un correo electrónico desde Chrome puedes activar la extensión para que el correo electrónico enviado se destruya en una hora, en un día, en una semana, o nunca. Pero incluso si esta última opción ha sido activada el correo electrónico podrá ser eliminado cuando queramos. Bueno, en realidad lo que se elimina es el contenido del mensaje.

Lo bueno de Dmail es que se puede utilizar independiente del servicio de coreo electrónico que tengamos nosotros y el que tenga el destinatario. Además, este último no tiene por qué tener instalada la extensión ya que si no la tiene, el correo electrónico vendrá con un aviso de que se ha enviado a través de Dmail y de que para ver el correo habrá que pinchar en un enlace.

Y este es el secreto de Dmail. Si nosotros queremos borrar el mensaje enviado aunque hayamos marcado ‘nunca’ podemos ir a la bandeja de enviado y revocar el mensaje. Si el destinatario tiene la extensión se le avisará de que ese mensaje ya no está disponible y si no, se le avisará en el enlace adjunto al correo.

Por todo ello, si os soléis arrepentir de los mensajes de correo electrónico que mandáis, Dmail es una extensión muy práctica. Eso sí, si el destinatario no tiene la extensión, para ver el correo tendrá que pinchar en un enlace, algo que no suele parecer muy seguro a vista del destinatario. Quizá esta sea la principal desventaja de Dmail, que por lo demás puede ser de gran ayuda en varias situaciones.

Fuente: TechCrunch.

Quizá te interese…

Compártelo. ¡Gracias!