Según Gartner es el momento de prepararse para el fin de Windows 7

Gartner, una importante consultora de tecnologías de la información, cree que es el momento para empezar a pasarse de Windows 7 a Windows 8. Su recomendación va sobre todo dirigida a empresas, para  que a estas no les pille el toro como le ha pasado a muchas con Windows XP. Y explican cómo hacerlo.

El final del soporte para Windows 7 está fijado para enero de 2020. Sí, falta mucho y es muy probable incluso que Microsoft lo retrase, tal y como hizo con Windows XP. Pero para Gartner ya es el momento de pensar en cómo hacer el cambio a un nuevo sistema operativo, en este caso Windows 8, y según ellos hacerlo cuanto antes.

Stephen Kleynhans, vicepresidente de investigación de Gartner, ha ofrecido unas declaraciones a betanews en donde explica los motivos de esta operación: “Las organizaciones que ya han comprado algunos PC con Windows 8, o que decidan que Windows 8.1 Update 1 ofrece una plataforma atractiva, no deben rehuir el despliegue de nuevos dispositivos con el sistema operativo«, dice. «Sin embargo, esperamos que para cuando una organización esté lista para un amplio despliegue, Windows 8.1 Update 2 habrá entrado en el mercado. Este despliegue debería ser relativamente sencillo para la mayoría de las organizaciones, y en ese caso, Windows 8.1 Update 1 debe ser visto como un piloto para el despegue definitivo”.

Windows 7

Windows 8.1 Update 2

No sabemos si tiene información privilegiada pero es curioso que hable de Windows 8.1 Update 2 cuando Microsoft ni siquiera lo ha anunciado. De todas maneras se le nota bastante a favor de que las empresas empiecen ya a cambiar a Windows 8, prácticamente sin tener en cuenta otras razones que podrían hacer a las empresas no dar ese paso.

Además Gartner ofrece tres opciones para actualizarse. La primera es ir cambiando el sistema operativo a medida que se van comprando nuevos ordenadores con Windows 8, algo que sería bastante lógico. La segunda sería empezar a trazar un plan para que el año que viene, con la llegada de Windows 9, dar el paso definitivo, saltándose Windows 8, algo que seguramente muchas empresas ya tengan en mente. La tercera, y seguramente menos recomendable, es actualizar los equipos a Windows 8.

Sí, seguramente sean directrices muy obvias, pero lo curioso es la postura de Gartner al respecto. Para ellos es el momento de prepararse para el fin de Windows 7 aunque queden más de cinco años para su fin.

¿Qué pensáis vosotros?