Microsoft, sorprendido por la decisión de Pekín de prohibir Windows 8

La decisión del gobierno chino de prohibir Windows 8 entre sus funcionarios ha resultado sorprendente para Microsoft, ya que según la compañía norteamericana ellos trabajan codo con codo con todos los gobiernos para garantizar la seguridad de sus ordenadores. Eso sí, desde Redmond se ha indicado que continuarán vendiendo Windows 7 a Pekín.

Ayer os informamos de la determinación de China de no permitir usar Windows 8 en los ordenadores gubernamentales. La decisión que se tomó fue motivada por los recelos que surgieron después de que Microsoft dejara de dar apoyo a Windows XP, aunque oficialmente se dijo que estaba relacionado con las preocupaciones del Gobierno por la eficiencia energética.

La agencia china Xinhua fue la que informó de los motivos de Pekín: “Pese a que las grandes empresas de software de seguridad chinas habían prometido proporcionar asistencia técnica para protegerse contra los riesgos, los usuarios de Windows XP se han mantenido temerosos acerca de los peligros potenciales, tales como ataques de hackers. Y el gobierno chino, obviamente, no puede pasar por alto los riesgos de correr sistemas operativos sin el apoyo técnico garantizado”.

Publicidad china de la Surface RT

Microsoft se muestra sorprendido

En Redmond no sentó muy bien esta decisión del gobierno chino, ya que supone una publicidad negativa en un país donde las grandes empresas multinacionales tienen muchos intereses económicos, y Microsoft no es una excepción. Los creadores de Windows pueden quedar fuera del mercado con mayor potencial del mundo, y eso, evidentemente, no les hace mucha gracia.

Eso sí, en un comunicado dirigido a The Verge, han informado que seguirán vendiendo Windows 7 al gobierno chino: «Microsoft ha estado trabajando activamente con el Centro de Compras del Gobierno Central y con otros organismos gubernamentales a través del proceso de evaluación para garantizar que nuestros productos y servicios cumplen con todos los requisitos de la contratación pública. Hemos proporcionado y seguiremos proporcionando Windows 7 para los clientes del gobierno. Al mismo tiempo, estamos trabajando en la evaluación de Windows 8 con los organismos gubernamentales pertinentes”.

Es decir, de momento Microsoft no se rinde, y seguirá intentando que, en un futuro cercano, el gobierno chino utilice Windows 8.