Cómo descargar las últimas versiones de Windows

Los usuarios tienen una forma de descargarse las últimas versiones de Windows de forma totalmente legal sin tener que pasar por páginas web donde el malware puede estar presente en los archivos de descarga. Obviamente, ya que se trata de una opción legal, es necesario tener la clave de producto para hacerlo.

Los archivos de Windows 7 están disponibles para su descarga desde Digital River, un distribuidor con licencia oficial del software de Microsoft. Son los mismos archivos ISO que obtendría en caso de adquirir una copia digital de Windows 7 online.

Los enlaces siempre suelen estar disponibles, aunque alguna vez se caen, si esto ocurre solamente hay que intentarlo más tarde.  Estos vienen con los discos de instalación de Windows 7 junto con los Service Pack 1 y las actualizaciones adicionales incorporadas. Los archivos x86 son versiones de 32 bits, mientras que los archivos de 64 bits son versiones de 64 bits:

Después de descargar uno de los archivos ISO, hay que hacer clic con el botón derecho en el explorador de Windows y seleccionar ‘Grabar imagen de disco’ para grabarlo en un disco. Para instalar Windows 7 desde una unidad USB, utiliza Windows 7 USB / DVD Download Tool para poner el archivo ISO a una unidad USB.

Descarga de Windows 7

Windows 8 y 8.1

Lo primero que hay que saber es que no es lo mismo Windows 8 que Windows 8.1. Si tienes una licencia de Windows 8, no podrás instalar Windows 8.1, ya que, aunque la actualización del nuevo sistema operativo de Microsoft es gratuita, primero hay que pasar por la primera versión.  Del mismo modo, si tienes una licencia de Windows 8.1, la clave de Windows 8.1 no funcionará con un disco de Windows 8.

Lo primero que hay que hacer es descargar la actualización de Windows dependiendo de qué versión tengas la clave. Después hay que abrir el archivo EXE e introducir la clave de producto, ya sea la de Windows 8 o la de Windows 8.1. La herramienta va a crear medios de instalación de 32 bits en PCs de 32 bits y soporte de 64 bits en equipos de 64 bits.

Inmediatamente después hay que seleccionar Instalar eligiendo entre una unidad Flash USB o un archivos ISO. El asistente creará una unidad USB de arranque o proporcionará un archivo ISO que puedes grabar en el disco haciendo clic derecho y seleccionando la opción de ‘Grabar imagen de disco’.

De esta manera tan fácil es posible volver a instalar el sistema operativo de Microsoft sin necesidad de tener el soporte físico, aunque sí la clave de producto.